Buscar:
   
Conducir con mucho calor puede ser igual de peligroso que beber alcohol



ESPAÑA

La Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) ha advertido que conducir con una temperatura interior del vehículo superior a los 35 grados es "igual de peligroso que beber varias cañas", ya que con ese calor el conductor deja de percibir una de cada cinco señales de tráfico y sus errores aumentan

 

La Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) ha advertido que conducir con una temperatura interior del vehículo superior a los 35 grados es "igual de peligroso que beber varias cañas", ya que con ese calor el conductor deja de percibir una de cada cinco señales de tráfico y sus errores aumentan.

 

Por ello, la asociación de consumidores recomienda usar si es posible el aire acondicionado y no consumir comidas abundantes ni ricas en grasas antes de conducir. Así, explica que una digestión pesada, combinada con el calor del verano, "incrementa peligrosamente la sensación de somnolencia".

 

Por su parte, Asociación Española de Prevención de Accidentes de Tráfico (APAT) recuerda que "tanto calor" como el que se está viviendo en buena parte de la Península "provoca cierto malestar personal, agotamiento, sueño, cosas que son incompatibles con una conducción dedicada y una buena concentración". "Es decir, incompatibles con una conducción segura", subraya.

 

En este sentido, apunta que los despistes son la primera causa de accidente de tráfico e indica que "la distracción no viene porque sí", sino que se produce porque el conductor "no le da importancia a conducir en buenas condiciones físicas y mentales". "El calor en el coche, el cansancio acumulado, la falta de humildad, el 'a mi no me pasa' o muchas más excusas", señala.

 

Para combatir el calor, los expertos recomiendan hidratarse frecuentemente, parar a descansar en caso de sentirse somnoliento o cansado o bajar la ventanilla del coche, si es que no se dispone de aire acondicionado.

 

No hablar ni por el "manos libres"

 

Además, la OCU aconseja no utilizar el manos libre del móvil, ya que, aunque no está prohibido, "no es aconsejable". "Atender una llamada resta capacidad de atención a la carretera y ralentiza cualquier reacción del conductor en caso de peligro", explica la asociación que también recomienda no estar mirando la pantalla del GPS "cada dos por tres" y "dejarse guiar únicamente por las instrucciones de voz".

 

Otros consejos de la OCU son parar y descansar cada dos horas de conducción, no superar los límites de velocidad establecidos, planificar el viaje, revisar el estado del coche antes de salir o respetar la distancia de seguridad. Para calcular cuál es el espacio que hay que dejar libre con el coche de delante, la asociación insta a contar 1.001 y 1.002 cuando el otro vehículo pase por un punto de referencia. Lo que se tarda en efectuar esa cuenta equivale a 25 metros si se circula a 50 km/h y a unos 70 metros si se va a 120 km/h.

 

Respecto al alcohol, la OCU recuerda que la tasa máxima de alcohol en sangre es de 0,5 g/l (0,25 mg/l de alcohol en aire espirado), lo que equivale a tomar dos cervezas y señala que el nivel no empieza a bajar hasta una hora y media después de la ingesta.

 

FUENTE:
Médicos y Pacientes

http://www.medicosypacientes.com/pacientes

 

 

Derechos reservados © MMVII Fundación de Investigaciones Sociales, A.C.
Dirección: Av. Ejército Nacional No. 579, 6º Piso, Col. Granada, Delegación Miguel Hidalgo, C.P. 11520, México, D. F.
Teléfonos: 5545-6388, 5545-7027, 5545-7216 y 5545-9981

Aviso Legal