Buscar:
   
   


¿Sabías que...?

Última actualización [03/05/2011]


Copia el link directo Lee la investigación completa

Vivir con las secuelas del alcohol


La mayoría de nosotros, y principalmente la juventud, creemos que el tomar alcohol es cuestión de una noche o una forma de diversión.

 

Lo que muchos no saben, es que en un momento de diversión, una mala decisión con respecto al alcohol puede durar para toda la vida.

 

Las personas que toman y deliberadamente se sientan detrás de un volante o viajan con alguien intoxicado con drogas o alcohol, están echando a la suerte su futuro.

 

Las consecuencias legales y cargos criminales que tienen que enfrentar por manejar bajo los efectos del alcohol como se conoce en inglés DWI, dura en el historial personal del individuo al menos por siete años.

 

Estos cargos hacen más difíciles las posibilidades de becas de estudio y trabajo, además de gastos extras en costos de seguros, abogados y cortes, entre otros.

 

Secuelas físicas y emocionales

 

Para quienes sobrevivieron un percance relacionado con el alcohol, las consecuencias legales son las menos serias.

 

Muchos jóvenes quedaron atados a una silla o cama debido a un momento de locura en la que el alcohol estaba relacionado, y en cuyos casos sus habilidades para funcionar normalmente quedaron limitadas.

 

Algunas personas no pueden caminar, otros perdieron su movilidad desde la cabeza hacia abajo, o en algunos casos los daños cerebrales les impiden hasta hablar.

 

Vivir con las consecuencias del alcohol, en la mayoría de los casos, dura para toda la vida, son daños irreversibles, ya que es el cerebro el que por lo general se ve afectado.

 

Para los familiares de las personas que tienen la costumbre de beber alcohol, las consecuencias son menos notorias, pero igual de importante para quien las sufre.

 

Por lo general, los hijos de alcohólicos sufren de baja autoestima, nivel excesivo de responsabilidad y trabajo, dificultad para establecer relaciones con otras personas, sentimientos de culpabilidad, y otras alteraciones emocionales.

 

Estas secuelas también los acompañan por el resto de sus vidas, a menos que busquen el consejo profesional de un consejero o sicólogo, que les ayude a liberarse del alcoholismo de sus padres y superar los traumas.

 

Daños a Terceros

 

Juan y José, son dos niños de 8 y 6 años de edad que están enfrentando hoy dificultades en la escuela primaria debido al consumo de alcohol de sus padres.

 

Dos niños que en apariencia están saludables y muy deportistas, tienen que luchar el doble por los efectos del alcohol, que ellos aún ni siquiera están en edad de consumir.

 

Muchas jovencitas y jovencitos no consideran que lo que ellos hacen hoy, le puede afectar mañana a algún ser querido, como sus hijos, e inclusive les afecta a ellos mismos ya que por un placer temporal, deben pagar por muchos años venideros.

 

Antes de nacer

 

Las mujeres embarazadas, por ejemplo, pueden afectar el cerebro de su hijo aún no nacido con sólo una bebida de alcohol: un coctel, una cerveza, una copa de vino.

 

Según el Servicio de Salud Pública de Estados Unidos no hay cantidad segura de alcohol que no afecte al feto en el embarazo, por lo que recomiendan no consumir alcohol.

 

Sin embargo, algunas personas aparecen en medios de comunicación diciendo que beber alcohol durante el embarazo es seguro, aún cuando no se sabe con exactitud la cantidad que puede ser peligrosa para el embrión.

 

SAMHSA, la Administración de Servicios de Abuso de Sustancias y Salud Mental de Estados Unidos indica que alrededor de 40.000 niños nacen al año afectados por el alcohol (FASD siglas en inglés para la condición de Síndrome de Alcohol en el Feto).

 

Los daños se dan principalmente en el cerebro y el sistema nervioso que afecta el desarrollo del habla, crecimiento, aprendizaje, nivel de inteligencia (IQ) y algunas alteraciones físicas y faciales, entre otras secuelas.

 

Estos daños son permanentes y en muchos casos el embarazo sufre un aborto espontáneo; en casos severos, el embrión puede sufrir retardo mental o puede morir.

 

FUENTE:      Mi Gente Web

http://www.migenteweb.com/noticia/3979/vivir-con-las-secuelas-del-alcohol

 






Hallan una causa en una deficiencia genética

Entender los factores determinantes complejos, regionales e interculturales
El alcoholismo es tratable en el centro de salud




 


Más Publicaciones



Derechos reservados © MMVII Fundación de Investigaciones Sociales, A.C.
Dirección: Av. Ejército Nacional No. 579, 6º Piso, Col. Granada, Delegación Miguel Hidalgo, C.P. 11520, México, D. F.
Teléfonos: 5545-6388, 5545-7027, 5545-7216 y 5545-9981

Aviso Legal