Buscar:
   
   


¿Sabías que...?

Última actualización [13/05/2007]


Copia el link directo Lee la investigación completa

Grupo Jóvenes Alcohólicos Anónimos


Grupo Jóvenes Alcohólicos Anónimos
Un espacio para los jóvenes que tienen problemas con su forma de beber
Continua..



Creo que esos lugares no son los que te hacen alcohólico o drogadicto, uno no toma o se droga por las circunstancias o el lugar en que está, uno lo hace porque no tiene la fuerza, los elementos suficientes para enfrentar la vida; necesita apoyarse, necesita algo que le sirva de muleta para poder seguir adelante, a veces esto es comer, drogarse, beber, relaciones sexuales, aferrarse a una persona.

Yo llegué a AA en 1998, ya llevo tres años y medio asistiendo al Grupo. Fue mi familia quien me trajo aquí. Yo aquí en 24 Horas Condesa no quería venir porque había oído que pegaban, pero cuando llegué y estuve los primeros días me dí cuenta de la atención que daban, fue algo totalmente diferente. Me brindaron ayuda, ropa, comida, un dormitorio gratis. Estuve dos años ocho meses anexado. El día de hoy puedo decir que valió la pena.
Creo que actualmente el consumo de drogas y alcohol ha aumentado mucho. Yo me acuerdo que empecé a los 14, 15 años a fumar marihuana o a consumir cocaína, y ahora los llamados niños Yacult traen su piedra ya cocinada a la edad de 13 años, en un envase de este producto.
Mi mensaje para los jóvenes sería que en el momento que ellos sientan que ya no puedan, que ya tocaron su fondo de sufrimiento, que estén teniendo ideas suicidas, que sientan que ya no hay nada para ellos, que se den la oportunidad de conocer el Grupo de 24 Horas, ya si no les gusta tendrán la libertad de irse, pero no estaría de más que se dieran una vuelta.

Daniela, 17 años

Estoy en el Grupo Pescador de AA, es un grupo tradicional de hora y media. Tú vienes y en hora y media platicas todo lo que fue tu vida, tienes que hablar para sanarte. A diario puedes venir y hablar de lo que te pasa.
Tengo 17 años. Yo vivía en casa nada más con mi mamá, mi hermana y mi abuela, y la primera vez que tomé fue con mi hermana, tenía 12 años. Desde la primera vez que tomé me puse muy mal, pero desde entonces empecé a pensar cuando iba a ser la próxima vez. Cualquier oportunidad que yo tenía la aprovechaba para tomar, pero tomar en exceso. Empecé a tomar con 3 viñas. A los 13, 14 años ya tomaba tres caguamas por ocasión. Tomaba cerveza con tequila. Y cuando salí de la secundaria no entré a la preparatoria porque se presentó la huelga de la UNAM, y entonces empecé a salir a discotecas, y ahí tomaba 3, de las llamadas "Mamadas" que es vodka, y tomaba cerca de 7 tequilas además.

En esos establecimientos entra gente que toma muchísimo, gente que es alcohólica, que tiene problemas, y bueno, mi problema fue que yo entraba a las 12:00 a la discoteca y salía a las 5:00 de la mañana, yo iba a La Boom el Bulldog, El Bulbo. Los domingos iba al Relicario que está atrás de Satélite. Yo iba a lugares de barra libre, y cuando conoces a los de la barra, te siguen dando toda la bebida que quieras, incluso después de las 5:00 de la mañana.
Iba a La Boom jueves, viernes y sábado. Como no podía salir todos los días en la noche, tenía que mentir en mi casa y decir que me iba a quedar a la casa de mi papá.
El efecto que a mí me producía el beber era de alegría, entusiasmo, bailar y poder hacer todas esas cosas que no podía hacer en mi casa. Para mí el alcohol era ese toque que necesita la vida, cuando hay algo que necesita tu vida y lo encuentras en el alcohol.

Yo cuando ya bebía muchísimo me tomaba siete caballitos de tequila y además cerveza, en cuatro horas ya me había tomado todo eso.
Además también los amigos, los gerentes de las discos me llegaron a ofrecer droga, éxtasis, si querías, sólo si querías las consumías.
Hace un año, en octubre del 2000 mi mamá me llevó al anexo Grupo 24 horas de AA Cuernavaca, estuve tres meses: noviembre, diciembre y enero, salí y fui a otro grupo, pero tuve otra recaída y volví a beber. Hasta que llegué a este Grupo de AA Pescador. Aquí llevo tres meses.
El Grupo me ha ayudado a conscientizar el problema, a hablar, a contar todos tus traumas.

Claudia S., 28 años

Yo me fui muy chica a vivir a Cuernavaca con mis cuatro hermanos y mis papás. Mi papá viajaba mucho, en la casa siempre estábamos nada más mi mamá y nosotros cinco. Yo tenía 13 años cuando me sacan de México, donde no podía salir ni a la esquina sola, todo era con choferes, y llego a Cuernavaca donde mis papás compran una casa en un fraccionamiento donde yo puedo salir a caminar sola sin necesidad de que alguien me estuviera pastoreando y cuidando.
A los 13 años yo empecé a ir a discotecas y me dejaban entrar. A la primera discoteca que entré fue a Barba Azul, te estoy hablando de hace 15 años. Luego empecé a ir a Taís que se convirtió pronto en mi segunda casa. Taís era viernes, sábado, viernes, sábado.




 






Endurece Senado penas por corrupción de menores
Los bebedores son menos propensos a morir de ataques al corazón.
¿En qué lugares de nuestro organismo ejerce el vino sus efectos beneficiosos?




 


Más Publicaciones



Derechos reservados © MMVII Fundación de Investigaciones Sociales, A.C.
Dirección: Av. Ejército Nacional No. 579, 6º Piso, Col. Granada, Delegación Miguel Hidalgo, C.P. 11520, México, D. F.
Teléfonos: 5545-6388, 5545-7027, 5545-7216 y 5545-9981

Aviso Legal