Buscar:
   
   


¿Sabías que...?

Última actualización [04/06/2007]


Copia el link directo Lee la investigación completa

Sobre el Alcohol


ESTADOS UNIDOS
La estructura molecular del alcohol etílico se compone de carbono, hidrógeno y oxígeno: C2H5OH

El Alcohol y el Cuerpo Humano
Cuando se consume una bebida alcohólica, pasa a lo largo del esófago, atraviesa del estómago y dentro del intestino delgado. Aunque una pequeña cantidad de alcohol se absorbe a la corriente sanguínea a través de la membrana mucosa, la mayoría del alcohol entra en la corriente sanguínea a través de las paredes del intestino delgado. El alcohol es soluble en agua y la corriente sanguínea lleva el etanol rápidamente a todas partes del cuerpo, donde se absorbe en los tejidos en proporción a su contenido de agua.

Mucho etanol es diluído por los fluidos del cuerpo. Por ejemplo, 29,5 ml de whisky de 40%, que contiene 11,8 ml de etanol, se diluye en un ser humano de 75 kg para producir una concentración alcohólica en la sangre de alrededor de 0.02%. En un bebedor que es más pequeño, con la mitad del peso en agua en su cuerpo que la persona del ejemplo anterior, aquellos mismos 11,8 de etanol probablemente produzcan una concentración de alcohol de acerca de ,04%.

Como se Elimina el Alcohol del Cuerpo
El metabolismo es el proceso corporal que convertir las substancias ingeridas en otros compuestos. El metabolismo tiene que ver con un número de procesos, uno de los cuales es conocido como la oxidación. A través de la oxidación en el hígado, el alcohol se desintoxica y se elimina de la sangre, evitando así que el alcohol acumule y destruya las células y los órganos. Una cantidad muy pequeña de alcohol evita el metabolismo y se elimina, sin cambios, en el aliento, en el sudor y en la orina. Hasta que todo el alcohol consumido haya sido metabolizado, se distribuye por todo el cuerpo, teniendo efecto sobre el cerebro y otros tejidos.

No importa la cantidad que haya sido consumida, el hígado sólo puede metabolizar cierta cantidad de alcohol por hora. La velocidad del metabolismo del alcohol depende parcialmente de la cantidad de encimas metabolizantes en el hígado que varía entre las personas y en general, después de la ingestión de una bebida normal la cantidad de alcohol de la sangre del bebedor alcanza su punto máximo entre 30 y 45 minutos. Una bebida normal se define como 35,4 cl de cerveza, 177 ml de vino o 44,5 ml de licor destilado, los cuales contienen la misma cantidad de alcohol.) El alcohol se metaboliza más lentamente de lo que se absorbe. Ya que el metabolismo del alcohol es lento, la ingestión se tiene que controlar para evitar que se acumule en el cuerpo y cause embriaguez.

Los Factores Que Influyen Sobre la Absorción y el Metabolismo
    La comida Un número de factores influye sobre el proceso de la absorción, como la presencia de comida y el tipo de comida dentro de las vías gastrointestinales cuando se consume alcohol. La velocidad a la cual se absorbe el alcohol depende de lo rápido que el estómago vacía su contenido al intestino. Cuanto más alto sea el contenido de grasas, más tarda el estómago en vaciarse y más largo es el proceso de absorción. Un estudio encontró que los sujetos que bebían alcohol después de una comida que incluía la grasa, la proteína y los hidratos de carbono absorbían el alcohol alrededor de tres veces más lentamente que cuando consumían alcohol con el estómago vacío.
    El género Las mujeres absorben y metabolizan el alcohol de una manera diferente de los hombres. Tienen concentraciones de alcohol en la sangre más altas después de consumir la misma cantidad de alcohol que los hombres y son más susceptibles a las enfermedades del hígado y daños a los músculos del corazón y al cerebro relacionados con el alcohol. La diferencia entre las concentraciones de alcohol en la sangre de las mujeres y de los hombres ha sido atribuída a la menor cantidad de agua del cuerpo femenino, y es comparable a verter la misma cantidad de alcohol en un cubo de agua más pequeño. Otro factor que contribuye a la diferencia de la concentración de alcohol en la sangre puede ser que las mujeres tienen una actividad más baja de la encima HDA en el estómago, lo cual hace que una proporción más elevada del alcohol ingerido alcance la sangre. La combinación de estos factores puede hacer a las mujeres más vulnerables que los hombres a los daños de hígado y corazón relacionados con el alcohol.

Si la cantidad de etanol ingerido no es grande, la oxidación del alcohol puede ir a la misma velocidad que el etanol en la corriente sanguínea, y la concentración alcohólica no subirá (la velocidad aproximada de oxidación del etanol de un ser humano de 75 kg es 14,8 ml de etanol por hora, que corresponde a 35,4 cl de cerveza, 177 ml de vino o 44,5 ml de licor). No obstante, si la ingestión de alcohol es mayor que la a la que el bebedor puede metabolizar, subirán las concentraciones alcohólicas de la sangre y del aliento de dicho bebedor.

Cómo el Alcohol pasa de la Sangre al Aliento
El etanol es un volátil y, como resultado, una cantidad de alcohol, en proporción a la concentración de la sangre, pasa de la sangre a los sacos de aire alveolar en los pulmones. Ésto ocurre de forma parecida a como el dioxido de carbono sale de la sangre alveolar y entra en los pulmones para ser exhalado del cuerpo. Por lo tanto, es posible analizar una muestra de aire alveolar para determinar la concentración alcohólica del aliento y predecir, con mucha precisión, la concentración en la sangre en ese mismo momento.

El Alcohol es una Droga
El etanol actúa como una droga, afectando al sistema nervioso central. Sus efectos sobre la conducta son un resultado de su influencia sobre la respuesta de los tejidos nerviosos y no en los músculos ni en los sentidos mismos. El alcohol es un depresivo y, según la dosis, puede tener el efecto de un tranquilizante suave o una anestesia general. Impide ciertas funciones cerebrales. A niveles muy bajos, puede parecer un estimulante que impide ciertas funciones inhibitivas del cerebro. No obstante, según sube la concentración, el impedimento adicional de las funciones nerviosas produce los síntomas normales de la embriaguez: el habla distorsionada, el andar inestable, percepciones distorsionadas y la incapacidad de reaccionar rápidamente. A concentraciones muy altas, el etanol produce un efecto de una anestesia general: una persona muy ebria estará en un estado casi comatoso y es muy difícil despertarle. En los casos extremos, si la concentración alcohólica está suficientemente alta, inhibirá las funciones básicas involuntarias del cuerpo, como la respiración, y puede ocasionar la muerte.

Una Historia Breve dl las Pruebas de Alcohol
Los niveles de alcohol en el cerebro son difíciles de medir. Por esta razón, los niveles de alcohol en la sangre se utilizaban primeramente para determinar la concentración de alcohol en los tejidos cerebrales de la persona. Se ha determinado que la mayoría de la gente empieza a exhibir un impedimento mental medible de alrededor de 0,05% de alcohol en la sangre. A alrededor del 0,10%, el impedimento mental indicará signos físicos evidentes, como el andar inestable. El habla distorsionada se aprecia a partir del 0,15%. La inconsciencia aparece para el nivel del 0,4%. Por encima del 0,5%, las partes del cerebro que dirigen la respiración y el latido del corazón pueden ser anestesiadas, causando la muerte.

Aunque hay ventajas en hacer pruebas con la sangre para determinar las concentraciones de alcohol en el cuerpo humano, la recolección de la muestra puede verse como invasiva, dolorosa y costosa en términos de tiempo y dinero. En los años 1930, se creó la tecnología que aprovecha el hecho de que el alcohol se encuentra en el aliento alveolar en proporción al alcohol que se encuentra en la sangre. Los instrumentos de pruebas de alcohol en el aliento se fabricaron para captar una muestra para el análisis. El análisis del aliento ha evolucionado desde aquel entonces en una tecnología que ofrece un análisis económico, rápido y preciso de una muestra de aliento que se recoge sencillamente y sin dolor.

Las tecnologías que se han desarrollado para hacer una prueba de alcohol a una muestra de aliento incluyen las siguientes:
  • La química húmeda
  • La fotoespectroscopía
  • La cromatografía de gas
  • La espectroscopia infrarroja
  • Los detectores de óxido de latón
  • El análisis electroquímico

Puede aprender más sobre el papel que desempeña Intoximeters en el desarrollo de los instrumentos de pruebas de aliento seleccionando Sobre Nosotros.

Para saber más sobre el Alcohol en el Cuerpo Humano, haga clic en Fisiología y Farmacología del Alcohol .

Para saber más sobre la tecnología de detección de alcohol más reciente, seleccione Estudio General sobre las Células Electroquímicas
About Alcohol
The molecular structure of Ethyl Alcohol is comprised of Carbon Hydrogen and Oxygen: C2H5OH

Alcohol and the Human Body
When an alcoholic beverage is consumed it passes down the esophagus through the stomach and into the small intestine. Although a small amount of alcohol is absorbed into the bloodstream through the mucous membrane, that vast majority of alcohol enters the bloodstream through the walls of the small intestine. Alcohol is water soluble and the bloodstream rapidly transports the ethanol throughout the body where it is absorbed into the body tissues in proportion to their water content.

Ethanol is greatly diluted by the body fluids. For example, a 1-ounce shot of 80-proof whiskey, which contains 0.4 fluid ounces of ethanol will be diluted in a 150-pound human, producing somewhere in the neighborhood of an 0.02% blood alcohol concentration. With a user that is smaller with say one half of the water weight in his or her body than the individual in the prior example, that same 0.4 fluid ounce of ethanol would likely produce an alcohol concentration at or near 0.04%.

How Alcohol is Eliminated from the Body
Metabolism is the body's process of converting ingested substances to other compounds. Metabolism involves a number of processes, one of which is referred to as oxidation. Through oxidation in the liver, alcohol is detoxified and removed from the blood, preventing the alcohol from accumulating and destroying cells and organs. A minute amount of alcohol escapes metabolism and is excreted unchanged in the breath, in the sweat and in urine. Until all the alcohol consumed has been metabolized, it is distributed throughout the body, affecting the brain and other tissues.

The liver can metabolize only a certain amount of alcohol per hour, regardless of the amount that has been consumed. The rate of alcohol metabolism depends, in part, on the amount of metabolizing enzymes in the liver, which varies among individuals and. In general, after the consumption of one standard drink, the amount of alcohol in the drinker's blood peaks within 30 to 45 minutes. (A standard drink is defined as 12 ounces of beer, 6 ounces of wine, or 1.5 ounces of 80-proof distilled spirits, all of which contain the same amount of alcohol.) Alcohol is metabolized more slowly than it is absorbed. Since the metabolism of alcohol is slow, consumption needs to be controlled to prevent accumulation in the body and intoxication.

Factors Influencing Alcohol Absorption and Metabolism

Food. A number of factors influence the absorption process, including the presence of food and the type of food in the gastrointestinal tract when alcohol is consumed. The rate at which alcohol is absorbed depends on how quickly the stomach empties its contents into the intestine. The higher the dietary fat content, the more time this emptying will require and the longer the process of absorption will take. One study found that subjects who drank alcohol after a meal that included fat, protein, and carbohydrates absorbed the alcohol about three times more slowly than when they consumed alcohol on an empty stomach.
Gender. Women absorb and metabolize alcohol differently from men. They have higher Blood Alcohol Concentration's (BAC) after consuming the same amount of alcohol as men and are more susceptible to alcoholic liver disease, heart muscle damage, and brain damage. The difference in BAC's between women and men has been attributed to women's smaller amount of body water, likened to dropping the same amount of alcohol into a smaller pail of water. An additional factor contributing to the difference in BAC's may be that women have lower activity of the alcohol metabolizing enzyme ADH in the stomach, causing a larger proportion of the ingested alcohol to reach the blood. The combination of these factors may render women more vulnerable than men to alcohol-induced liver and heart damage.

If the amount of ethanol consumed is not great, the oxidization of the alcohol can keep up with the rate that the ethanol is entering the bloodstream and the alcohol concentration will not increase,. (The ethanol disposal rate in a 150-pound human is about 0.5 ounce of ethanol per hour, which corresponds to 12 ounces of beer, 6 ounces of wine, or 1.5 ounce of hard liquor.) If however , the alcohol intake is greater than the rate at which the user is able to metabolize it, the blood and breath alcohol concentration of that individual will increase.

How Alcohol Gets From the Blood into the Breath

Ethanol is volatile and as a result, an amount of alcohol, in proportion to the concentration in the blood, transfers from the blood into the alveolar air sacs in the lungs. This occurs in much the same way that carbon dioxide leaves the alveolar blood and enters the lungs for exhalation from the body. As a result, it is possible to analyze an alveolar breath sample, determine the breath alcohol concentration (BrAC) and predict with a high degree of accuracy, the blood alcohol concentration at that same point in time.

Alcohol is a Drug
Ethanol acts as a drug affecting the central nervous system. Its behavioral effects are a result of its influence on the response in the nervous tissue and not on the muscles or senses themselves. Alcohol is a depressant, and depending on dose, can be a mild tranquilizer or a general anesthetic. It suppresses certain brain functions. At very low doses, it can appear to be a stimulant by suppressing certain inhibitory brain functions. However, as concentration increases, further suppression of nervous tissue functions produce the classic symptoms of intoxication: slurred speech, unsteady gate, disturbed sensory perceptions, and inability to react quickly. At high concentrations, ethanol produces general anesthesia; a highly intoxicated person will be in a coma like state and very difficult to wake. In extreme cases, if the alcohol concentration is high enough, it will inhibit basic involuntary bodily functions such as breathing and can cause death


A Brief History of Testing for Alcohol
Alcohol levels in the brain are difficult to measure. As a result, blood alcohol levels were first used to assess the concentration of alcohol in a person's brain tissue. It was determined that most people begin to show measurable mental impairment at around 0.05% blood alcohol. At around 0.10% mental impairment will show obvious physical signs, such as an unsteady walk. Slurred speech shows up at around 0.15%. Unconsciousness results by 0.4%. Above 0.5%, the breathing center of the brain or the beating action of the heart can be anesthetized, resulting in death.

Although there are advantages when testing with blood to determine alcohol concentrations in the human body, the sample collection process can be viewed as both invasive, painful and the analysis process time consuming and costly. In the 1930's technology was created that took advantage of the fact that alcohol was found in the deep lung breath in proportion the alcohol found in the blood. Breath testing instruments were manufactured to capture a sample for analysis. Breath analysis has since evolved into a technology that offers a low cost, highly accurate, rapid analysis of a breath sample that is simply and painlessly collected.

Technologies that have been used to test a breath sample for alcohol include the following:
  • Wet Chemistry
  • Photo Spectroscopy
  • Gas Chromatography
  • Infra Red Spectorscopy
  • Tin Oxide Sensors
  • Electro Chemical Analysis


FUENTE: Intoximeters Incorporated/Home/About Alcohol
http://www.intox.com/about_alcohol_sp.asp
 






Eficacia de estos programas en dependientes del alcohol

Beben más las chavas que los chavos
Preguntas frecuentes sobre el Abuso del Alcohol y el Alcoholismo



 


Más Publicaciones



Derechos reservados © MMVII Fundación de Investigaciones Sociales, A.C.
Dirección: Av. Ejército Nacional No. 579, 6º Piso, Col. Granada, Delegación Miguel Hidalgo, C.P. 11520, México, D. F.
Teléfonos: 5545-6388, 5545-7027, 5545-7216 y 5545-9981

Aviso Legal