Buscar:
   
   


¿Sabías que...?

Última actualización [05/12/2004]


Copia el link directo Lee la investigación completa

Consumo de alcohol




El alcohol, específicamente el alcohol etílico (etanol), se produce por la fermentación del almidón o azúcar que se encuentra en diversas frutas y granos. Las bebidas alcohólicas que se producen por medio de la fermentación y la destilación son la cerveza (que contiene generalmente 5% de alcohol), el vino (12 a 15% de contenido de alcohol) y los licores fuertes (45% de su contenido equivale a alcohol) Otros temas relacionados son: alcohol y dieta , alcoholismo y estado de abstinencia del alcohol .

Nombres alternativos:
Consumo de cerveza; Consumo de vino; Consumo de licor fuerte

Información:
Historia e incidencia
De acuerdo con evidencias arqueológicas, los seres humanos han consumido bebidas alcohólicas desde la época del hombre prehistórico. Se cree que las tribus neolíticas, 6400 años A.C., consumían vino de baya. Posteriormente, el descubrimiento del proceso de destilación durante el siglo XII hizo posible la fabricación de bebidas con un mayor contenido de alcohol ("licor fuerte") que el obtenido únicamente mediante fermentación.

Después de la cafeína , el alcohol se considera como la sustancia con mayor número de consumidores y que se consume en mayores cantidades, en comparación con otras sustancias. Los propósitos con que ha sido empleado han variado a medida que las culturas y sociedades han evolucionado a través del tiempo y su consumo ha sido censurado, eventualmente aceptado, denunciado e infructuosamente considerado ilegal.

Se estima que el mes pasado, cerca del 70% de estudiantes de los últimos grados del bachillerato en los Estados Unidos han consumido alguna forma de bebida alcohólica, a pesar de que en el país, la edad legal permitida para el consumo varía en el rango de los 18 y 21 años de edad. Aproximadamente el 20 % de adolescentes se pueden calificar como "bebedores problema", grupo en el que están aquellos adolescentes que en el transcurso del año alcanzan a embriagarse y/o que por su conducta ebria, experimentan consecuencias negativas. Dentro de estas consecuencias se suman, entre otras, accidentes relacionados con el consumo de alcohol o problemas con la ley, conflictos con familiares y amigos, problemas escolares o problemas con la pareja.

Hasta el 7% de los adolescentes se consideran alcohólicos o dependientes del alcohol, lo que significa que experimentan síntomas de abstinencia cuando tratan de dejar o disminuir la bebida y beben compulsivamente a pesar de las consecuencias negativas.

En el pasado, los hombres eran tradicionalmente más bebedores que las mujeres, sin embargo, esto cada vez es menos cierto.

El consumo de alcohol está influenciado principalmente por actitudes que se desarrollan durante la infancia y la adolescencia y que, por lo tanto, están relacionadas con las actitudes y comportamientos que adoptan los padres frente al consumo tanto dentro como fuera del hogar, la influencia de compañeros, las influencias sociales y las relaciones familiares. Datos recientes sugieren una predisposición genética a trastornos relacionados con el uso del alcohol.

Efectos:
El alcohol se absorbe rápidamente ya que no necesita sufrir el proceso de digestión. Aproximadamente el 90% del alcohol es absorbido por el intestino delgado. Los índices de absorción de alcohol dependen de la cantidad y el tipo de comida dentro del estómago; por ejemplo, las comidas ricas en carbohidratos y grasa disminuyen los índices de absorción. También las bebidas alcohólicas carbonatadas o efervescentes como champaña se absorben rápidamente.

Los efectos del alcohol aparecen en los diez minutos siguientes al consumo y alcanzan su máximo punto en un lapso de 40 a 60 minutos. Esta sustancia permanece en la circulación hasta llegar al hígado, donde se metabolizan sus componentes. Cuando el consumo supera la velocidad con que el hígado puede realizar este proceso de descomposición, se eleva el nivel de concentración de alcohol en la sangre. Debido a las diferencias fisiológicas relacionadas con el género, cuando una mujer ingiere la misma cantidad de alcohol que un hombre, ésta presenta una concentración más alta de alcohol en la sangre.

Cada estado, en los Estados Unidos, ha estipulado los límites legales de intoxicación por alcohol, la cual se define por la concentración de alcohol en la sangre que se mide en gramos de alcohol por decilitro de sangre. El límite legal usualmente es de 0,08 a 0,10 en la mayoría de los estados. Los efectos dependen de los diferentes niveles:

  • 0,05 produce desinhibición y facilita las interacciones sociales
  • 0,10 genera dificultades en la pronunciación
  • 0,20 está asociado con euforia y deterioro motriz
  • 0,30 produce confusión
  • 0,40 conduce a letargo
  • 0,50 está asociado con coma
  • 0,60 ocasiona parálisis respiratoria y muerte

Actuando como un depresor del sistema nervioso central (SNC), el alcohol deprime el ritmo respiratorio , el ritmo cardíaco y los mecanismos de control en el cerebro. Los efectos de dicha depresión del SNC son:

  • Deterioro de la habilidad para realizar tareas complejas (como conducir un vehículo)
  • Reducción de las inhibiciones, lo cual puede conducir a comportamientos vergonzosos
  • Reducción de la ansiedad
  • Reducción del período de atención
  • Deterioro de la memoria a corto plazo
  • Deterioro de la coordinación motora
  • Tiempo de reacción prolongado
  • Proceso de pensamiento más lento

En las mujeres embarazadas , el consumo de alcohol puede generar efectos adversos sobre el feto en formación que se traducen en defectos en el momento del nacimiento o síndrome de alcoholismo fetal, un trastorno devastador caracterizado por retardo mental y problemas de comportamiento.

RIESGOS ASOCIADOS CON LA SALUD:
  • Accidentes automovilísticos relacionados con el alcohol
  • Otros accidentes como caídas, ahogamiento en el agua e incidentes relacionados con fuego
  • Aumento del riesgo de suicidio
  • Mayor riesgo de homicidio
  • Reducción en el uso adecuado de medidas de control natal
  • Incremento del riesgo de embarazo no planeado o no deseado
  • Disminución del comportamiento sexual seguro
  • Aumento del riesgo de contraer enfermedades de transmisión sexual
  • En el caso de mujeres embarazadas que consumen alcohol, el niño adquiere el riesgo de sufrir el síndrome de alcoholismo fetal
  • Alcoholismo o dependencia del alcohol
  • Enfermedad hepáticacrónica
  • Aumento en el riesgo de cáncer de cabeza, cuello y estómago

CUANDO EL ABUSO SE CONVIERTE EN DEPEDENCIA
Las personas que consumen alcohol (y/o viven con individuos que ingieren alcohol) deben buscar ayuda para ellos o para sus seres queridos, ante la aparición de las siguientes conductas cuando se ha bebido:

  • Citaciones o accidentes al conducir
  • Disminución del interés o nivel de desempeño en el estudio y en el trabajo
  • Aumento del ausentismo en el trabajo o estudio
  • Aumento de aislamiento social
  • Aumento de la tolerancia para la cantidad de alcohol que ingiere: se necesita más alcohol para lograr el mismo efecto
  • Incapacidad para suspender o disminuir el consumo de alcohol
  • Signos de abstinencia como temblores que aparecen cuando se intenta detener el consumo
  • Comportamiento defensivo u hostil acerca del uso del alcohol
  • El individuo miente o tiene una actitud secreta para ocultar que ha ingerido alcohol
  • Apariencia descuidada
  • Falta de cuidado con alimentación apropiada
  • Involucrarse en actos de violencia, ya sea como víctima o como victimario

También es importante recordar que algunos individuos tienen mayor riesgo para el alcoholismo debido a sus antecedentes familiares, estilo de vida estresante, influencias por parte de compañeros o por cuestiones culturales y factores sicológicos como ansiedad, depresión o simplemente por baja autoestima

SE DEBE BUSCAR ASISTENCIA MÉDICA SI:
  • Se siente preocupación sobre el consumo de alcohol en sí mismo o en el de algún familiar.
  • Se está interesado en obtener más información acerca del uso y abuso de alcohol o de grupos de apoyo.
  • Se siente incapaz de reducir o suspender el consumo de alcohol a pesar de los intentos por lograrlo.

Dentro de las fuentes de ayuda también están los grupos de Ala-teen, Alcohólicos Anónimos locales (ver grupos de apoyo para alcoholismo), SMART Recovery, Moderation Management (para bebedores problema que desean dejar el consumo), instituciones públicas o privadas de salud mental, asesores escolares o laborales, centros de salud para estudiantes o empleados, hospitales locales y posiblemente algunas iglesias.

FUENTE: Shands Health Care
http://shands.org/health/spanish/esp_ency/article/001944.htm
 






¿Cómo se define 'en moderación' o 'el consumo responsable'?
El modelo mediterráneo de consumo de alcohol, ejemplo frente a la ingestión extrema de otras culturas
México: Diga "salud" con salud




 


Más Publicaciones



Derechos reservados © MMVII Fundación de Investigaciones Sociales, A.C.
Dirección: Av. Ejército Nacional No. 579, 6º Piso, Col. Granada, Delegación Miguel Hidalgo, C.P. 11520, México, D. F.
Teléfonos: 5545-6388, 5545-7027, 5545-7216 y 5545-9981

Aviso Legal