Buscar:
   
   


¿Sabías que...?

Última actualización [15/05/2005]


Copia el link directo Lee la investigación completa

¿Por qué un programa para mujeres?




Si preguntásemos a las residentes del programa qué tipo de centro preferían antes de venir seguramente optarían por un centro mixto, afirmando llevarse mejor con los hombres que con las mujeres, ya que ellos son más comprensivos y menos críticos. Sin embargo estas mismas pacientes reconocen que el ser un centro femenino les ha ayudado mucho ya que a la postre se han mostrado más naturales, más como son ellas de verdad, reconociendo que con los hombres estaban más a gusto pero con las mujeres les sale con menos reparo su trasfondo sentimental y dicen lo que piensan importándoles menos los prejuicios.

Prácticamente todas las mujeres que realizan el tratamiento se alegran de haber hecho esta primera etapa residencial en un centro específico para mujeres donde no han sufrido distracciones y han aprendido a autoafirmarse cobrando conciencia de su necesidad de autonomía, sobre todo en el caso de mujeres con problemas de dependencia emocional.

Hay secuelas o consecuencias de la adicción que son propias de la mujer y que deben tratarse especialmente. Por ejemplo el maltrato o la triada, depresión, soledad y baja autoestima es mucho más frecuente en la mujer que en el hombre, lo que debe tratarse con suma delicadeza.

Por otra parte hay muchos más varones que mujeres adictas. Al predominar los hombres, las mujeres tienen mayor presión ambiental. No es que los tratamientos estén expresamente hechos para varones, .lo que ocurre es que al predominar ellos, el tratamiento se adapta (adecua) a la mayoría y las mujeres quedan en un segundo plano, por simple cuestión numérica

Algunas ventajas de un programa específico para mujeres adictas:
  • Atención más directa, decidida y LIBRE DE INFLUENCIAS heterosexuales a las necesidades y demandas psicosociales de cada cual: las mujeres PENSARÍAN POR ELLAS MISMAS sin apoyarse en varones y viceversa.
  • ELIMINACIÓN DE TENSIONES Y CONFLICTOS (de chicas por un chico y sobre todo chicos por chica) así como de vínculos y relaciones obstaculizadoras (celos, envidias, competitividad por alguien, etc.)
  • SUPERACIÓN DE BARRERAS de imagen y actitudes artificiosas por razón de sexo. Las coqueterías y tácticas para gustar y quedar bien que tanto entorpecen la conducta natural de cada persona. La motivación se encontraría a través de sí mismas y no en relación con un hombre.
  • Mayor naturalidad y MENOR MIEDO A EXPRESAR ASPECTOS ÍNTIMOS en un ambiente cálido de personas del mismo sexo con análogos problemas.
  • Favorecimiento del ESPÍRITU GREGARIO y solidario entre mujeres para catalizar la búsqueda de autonomía personal.
  • Quizá el principal argumento sea el empírico: LA EFICACIA DEL PROGRAMA FEMENINO (cuando está indicado) es definitiva. El programa de tratamiento de mujeres adictas (alcoholismo y/o drogodependencias) obtiene excelentes resultados
Por otra parte hay muchos más varones que mujeres adictas. Al predominar los hombres, las mujeres tienen mayor presión ambiental. No es que los tratamientos estén expresamente hechos para varones, .lo que ocurre es que al predominar éllos, el tratamiento se adapta (adecua) a la mayorÍa y las mujeres quedan en un segundo plano, por simple cuestión numérica
Se puede contraargumentar que un centro mixto reproduce mejor la realidad, que es más natural. A ello cabe aducir:
    1º un centro mixto tampoco es real, ya que limita la interacción a varones y mujeres con problemas de drogas y el universo de población lo constituyen en su mayoría personas que no tienen problemas de drogas, y
    2º un programa de tratamiento no pretende reproducir la realidad (en primera instancia) sino actuar de manera intensiva y eficaz sobre un colectivo homogéneo (mujeres) durante un tiempo limitado para volver cuanto antes a la verdadera realidad, no a la también ficticia de hombres y mujeres adictos sino de todos los hombres y mujeres (adictos y no adictos), y eso se realiza en la 2ª etapa del programa que es progresivamente abierta y absolutamente inmersa en la sociedad real de referencia (no en la limitada del centro residencial, que es muy útil pero acotada en espacio y tiempo
FUENTE: Instituto Espiral/Mujer/Adicción
http://www.institutospiral.com/mujeradiccion/index.htm
 






Emborracharse borra la memoria inmediata de los humanos jóvenes
El alcohol y los accidentes fatales en mujeres jóvenes
Football y alcoholismo



 


Más Publicaciones



Derechos reservados © MMVII Fundación de Investigaciones Sociales, A.C.
Dirección: Av. Ejército Nacional No. 579, 6º Piso, Col. Granada, Delegación Miguel Hidalgo, C.P. 11520, México, D. F.
Teléfonos: 5545-6388, 5545-7027, 5545-7216 y 5545-9981

Aviso Legal