Buscar:
   
Reducir el alcohol y evitar sus problemas



El alcohol en dosis muy reducidas no resulta perjudicial para la salud. Una copita de vino al día sirve para reducir los depósitos de colesterol en las arterias.

 

Tomar una copa de vez en cuando no es un "mal hábito", que repercuta de manera importante sobre la salud. Sin embargo transformar este hábito en una costumbre, o asociar la ingesta de alcohol al ocio puede convertirse en un problema. Evitarlo sólo depende de valorar la salud y tener en cuenta que sin ésta poco podemos hacer, poco podemos divertirnos.

 

Algunas recomendaciones para controlar cuando bebemos:

 

-         Escriba las razones por las que quiere disminuir o dejar definitivamente el alcohol.

-         Cuando tome alcohol, fíjese una meta. Escoja un límite de cuánto va a tomar. Puede que escoja el disminuir las bebidas alcohólicas, o dejar de tomar alcohol por completo. Y una vez establecido dicho límite escríbalo en un papel y mantenga el papel donde pueda verlo cada día, sitios como la puerta de la nevera o un espejo.

-         Mantenga un récord de bebidas alcohólicas. Para conseguir lograr su meta, realice un pequeño "diario" de las bebidas ingeridas, trate de llevarlo durante tres o cuatro semanas como mínimo. Este diario le ayudará a saber cuánto bebe.

-         Es importante también que reduzca la cantidad de alcohol ingerido en su casa. Mejor muy poca cantidad o nada en absoluto.

-         Cuando beba es esencial además beber con moderación, poco a poco. Por ejemplo entre varias copas espere algunas horas. O en vez de otra bebida alcohólica, tome un refresco, agua o un jugo. Y por supuesto no es nada recomendable beber con el estómago vacío.

-         Declare un descanso sin alcohol y llévelo a cabo. Debe escoger uno o varios días a la semana en el que se imponga no beber nada de alcohol, aunque tampoco recupere "las copas perdidas" en otro día de la semana.

-         Después de estos periodos de no tomar haga una reflexión de cómo se siente física y emocionalmente en esos días. Cuando logre su éxito verá que es mucho mejor y más fácil controlar lo de tomar alcohol.

-         Aprenda a decir NO. No tiene que tomar alcohol porque otras personas lo estén haciendo, no se trata de una exigencia ineludible para relacionarse socialmente.

-         Manténgase activo siempre. Use el tiempo y dinero que gasta en beber en hacer cosas nuevas con sus amigos y con su familia.

-         Obtenga un apoyo, ya que disminuir su hábito de ingerir alcohol puede resultar muy difícil al principio.

-         Esencial prestar atención a todo tipo de alertas que surjan. "Aléjese" de las personas y los lugares, u ocasiones que le hacen tomar alcohol aunque en realidad no quiera sucumbir a la "tentación". Una buena técnica para llevar esto a cabo es planificar con tiempo las cosas que va hacer para no ser "tentado".

-         No se dé por vencido, recuerde su propósito, así como los beneficios que reportará a su salud. Fuentes: www.niaaa.nih.gov

 

FUENTE:
 Educared.net

http://www.educared.net/educasalud/info/info_consejos.asp?idc=50

 

Derechos reservados © MMVII Fundación de Investigaciones Sociales, A.C.
Dirección: Av. Ejército Nacional No. 579, 6º Piso, Col. Granada, Delegación Miguel Hidalgo, C.P. 11520, México, D. F.
Teléfonos: 5545-6388, 5545-7027, 5545-7216 y 5545-9981

Aviso Legal