Buscar:
   
Investigación del CSIC



El vino, rico en fibra


ESPAÑA
Un equipo del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) ha demostrado por primera vez que el vino contiene una cantidad importante de fibra dietética saludable, según ha informado hoy el Consejo en un comunicado. En concreto, los responsables de la investigación aseguran que la fibra es el tercer componente mayoritario del vino, tras del agua y el alcohol. El trabajo ha sido dirigido por Fulgencio Saura-Calixto, investigador del Instituto del Frío (CSIC) y se han utilizado para el estudio vinos tintos y blancos de La Mancha, Ribera del Duero, Rioja, Jumilla, Rueda y Penedés. Este estudio ha sido presentado en la revista ''American Journal of Enology and Viticulture''.

Las conclusiones a las que se han llegado detallan que el contenido de esta fibra beneficiosa para el ser humano es de al menos 1 gramo por litro en vinos tintos y de 0,2 gramos por litro en blancos. El mayor contenido de fibra dietética se ha encontrado en un vino de Jumilla (1,4 gramos por litro).

Saura-Calixto ha explicado la importancia de este descubrimiento, al señalar que "nuestro grupo ha demostrado, por primera vez en el mundo, que la fibra dietética es un componente mayoritario en el vino, si bien hasta ahora había pasado desapercibido" y que el hallazgo, realizado por primera vez en el mundo, ha sido posible gracias a un nuevo sistema de detección, basado en tratamientos enzimáticos y diálisis, desarrollado en el Departamento de Metabolismo y Nutrición de este instituto del CSIC.

A juicio del coordinador del trabajo, "es importante que se haya desarrollado un método específico para su determinación (de la fibra dietética) en vino, porque las tablas internacionales de composición de alimentos sostienen que el vino no tiene fibra".

Saura-Calixto destaca por otro lado que la fibra presente en el vino "tiene una composición específica, quizá única, por tener una cantidad significativa de polifenoles asociados a su matriz, lo que le confiere unas propiedades biológicas de extraordinario interés científico".

El CSIC ha recordado que estudios previos han determinado que los polifenoles tienen propiedades cardiosaludables relacionadas con el consumo moderado de vino tinto (de 200 a 300 mililitros al día), gracias a su capacidad para eliminar radicales libres y a sus efectos antioxidantes.

En concreto, la fibra dietética detectada en el vino está compuesta por polisacáridos no digestibles procedentes de la piel de las uvas, sus semillas y las levaduras de vinificación. No obstante, según el científico, la cantidad del compuesto puede variar en función del tipo de uva y el proceso de elaboración. Además, la detección de la fibra dietética supone "la presencia de un nuevo compuesto bioactivo saludable en vino".

Por último, el CSIC indica que la fibra dietética es un constituyente que se encuentra en los alimentos vegetales y que no es digerible por el ser humano, si bien tiene un papel importante en nutrición y salud. Los vegetales contienen dos tipos de fibra, insoluble y soluble, en distinta proporción. El mayor déficit de fibra en la dieta habitual en países industrializados corresponde a la forma soluble. La fibra descubierta en el vino por los investigadores del CSIC es, precisamente, del tipo soluble.
Fecha de publicación: 15.03.2006

FUENTE: El Mundo Vino/Reportajes/Consumo
http://elmundovino.elmundo.es/elmundovino/noticia.html?vi_seccion=1&vs_fecha=200603&vs_noticia=1142453374
Derechos reservados © MMVII Fundación de Investigaciones Sociales, A.C.
Dirección: Av. Ejército Nacional No. 579, 6º Piso, Col. Granada, Delegación Miguel Hidalgo, C.P. 11520, México, D. F.
Teléfonos: 5545-6388, 5545-7027, 5545-7216 y 5545-9981

Aviso Legal