Buscar:
   
   




Saber del mundo

Última actualización [29/03/2004]


Lee la investigación completa

Ley del Vino: más liberal y promotora de la calidad



Los consejos reguladores seguirán formulando sus normas, pero deberán dejar el control de su aplicación a órganos autónomos. Se crean nuevas figuras de denominación de origen, en particular los famosos vinos de pago de calidad excepcional. Las mismas marcas podrán emplearse en varias denominaciones distintas. El vino es un alimento, forma parte de la dieta mediterránea y su consumo podrá ser promovido con dinero público. Son algunos de los elementos más descollantes de la nueva Ley de la Viña y el Vino, adoptada por el Parlamento español el 26 de junio, y que viene a sustituir a un caduco Estatuto de hace más de tres decenios.


El Pleno del Congreso de los Diputados ha aprobado la Ley de la Viña y el Vino, al votar las enmiendas del Senado, con lo que finaliza el trámite parlamentario de esta ley, que deroga el anterior Estatuto de la Viña, el Vino y los Alcoholes que databa de 1970: un texto preconstitucional, sobrepasado, y que frenaba el progreso de la vitivinicultura en España. Según resalta Efe, en su trámite parlamentario esta ley contó con el apoyo de los grupos parlamentarios popular (PP), Coalición Canaria (CC), Partido Nacionalista Vasco (PNV) y Convergencia i Unió, mientras que fue criticada por el grupo socialista (PSOE) y por Izquierda Unida (IU).


El diputado del grupo popular –y verdadero artífice de una ley a la que ha dedicado ocho años de incansable labor parlamentaria– Neftalí Isasi destacó que "esta ley establece los criterios básicos con un mínimo común denominador para todo el territorio" y aseguró que "garantiza el patrimonio público de las Denominaciones de Origen", además de "establecer un nuevo sistema piramidal de vinos de calidad" lo que favorecerá la competitividad de los operadores.


En un comunicado, el Ministerio de Agricultura recuerda que esta ley armoniza el empleo de menciones tradicionales asociadas a métodos especiales de elaboración y envejecimiento de los vinos para que "no haya confusión en el consumidor ni competencia desleal entre sus elaboradores".


La ley configura un nuevo sistema de protección del origen y la calidad de los vinos, con varios niveles diferenciados y para los distintos niveles se configura el principio de separación de la gestión y el control de su uso. Recoge que la gestión de las denominaciones de origen corresponden a los Consejos Reguladores -órganos de gestión-, los que deben pasar de su actual estatus (órganos desconcentrados de la Administración) a tener personalidad jurídica propia y actuar en régimen de derecho privado.


El diputado del grupo socialista Jesús Cuadrado apuntó que "es difícil encontrar una ley más inútil que esta", que se hace "para no sea aplicada", en referencia a que no es compatible con las normativas del sector vitivinícola aprobadas en Cataluña, Navarra o Castilla-La Mancha. Sin embargo, en lo esencial ambas leyes son perfectamente compatibles, según los observadores neutrales. El diputado de Izquierda Unida IU José Luis Centella aseguró que "se ha perdido la ocasión para mejorar la ley".


Cuadrado también se refirió a la Ley del Botellón, en la que no se diferencia el vino del resto de bebidas alcohólicas, y criticó que el ministro de Agricultura ha "traicionado" al sector, ya que prometió que las medidas cautelares de promoción del consumo de vino y controles se iban a regular en la ley del vino. De hecho, esa ley antialcoholismo está retrasada y se duda que vea la luz en esta legislatura. Arias Cañete asegura que el tratamiento del vino en ella será "diferenciado" de las otras bebidas alcohólicas.


El sector, a favor


La principal asociación profesional del sector bodeguero, Federación Española del Vino, ha mostrado su apoyo a la ley en este comunicado:


"Con la aprobación hoy, por el Congreso de los Diputados, de la Ley del Vino, se abre una nueva etapa para un sector necesitado de una norma que le permita competir con rivales operando en entornos muy liberalizados. Supone un avance importante con respecto a la norma vigente del 70, pero habrá que esperar al desarrollo reglamentario para valorar su efectividad.


En un sector ampliamente regulado por normativa comunitaria, la Ley del Vino viene a establecer el marco jurídico básico que garantizará la leal competencia entre empresas en todo el territorio nacional, respetando el ámbito competencial de las Comunidades Autónomas y especialmente de aquellas que han avanzado en adopción de normas autonómicas.


La Ley considera al vino como un alimento, y por lo tanto contará con apoyo público en campañas de promoción, en un momento especialmente delicado en el consumo interno.


Clarifica y amplia los niveles de protección de la calidad, permitiendo la superposición de éstos, lo que viene a flexibilizar las posibilidades de comercialización de los operadores. También se avanza en el tema de marcas posibilitando el uso de las mismas marcas y nombres comerciales en vinos acogidos a distintas indicaciones geográficas, aspecto básico para la consolidación de empresas y marcas fuertes clave para el éxito en los mercados nacional y exterior.


En materia de consejos reguladores, la separación de funciones de los órganos de control y gestión, que podrán estar en manos públicas o privadas, contribuirá a garantizar la calidad de los vinos en su categoría correspondiente con rigor e independencia.


Se otorga rango legal al Consejo Español de Vitivinicultura, creado previamente mediante Orden, como observatorio sectorial y con capacidad de proponer futuras reformas del sector.


La Federación Española del Vino ve con satisfacción la culminación del largo proceso legislativo que ha tenido definitivo impulso durante el mandato del actual Ministro de Agricultura, Miguel Arias Cañete".


Fuente: http://elmundovino.elmundo.es/elmundovino/noticia.html?vi_seccion=10&vs_fecha=200306&vs_noticia=1056655153
 






El consumo moderado de alcohol podría reducir las probabilidades de artritis reumatoide en las mujeres, según un estudio
Consumo de medicamentos y alcohol causa malformaciones congénitas
¿Es bueno el alcohol para la salud?



 


Más Publicaciones