Buscar:
   
   


Información Científica

Última actualización [13/05/2007]


Lee la investigación completa

Pequeñas cantidades de alcohol durante el embarazo también pueden afectar al desarrollo cerebral del feto

Carlos Barry

Pequeñas cantidades de alcohol durante el embarazo también pueden afectar al desarrollo cerebral del feto


Un estudio de la Universidad de San Diego recomienda a las mujeres abstenerse completamente de beber alcohol durante el embarazo para evitar los problemas de salud que este hábito puede tener en el desarrollo posterior del feto.
Aunque hasta el momento se sabía que el consumo abundante de bebidas alcohólicas podía ser perjudicial para el neonato, este nuevo ensayo recomienda la abstinencia total.

Los hijos de aquellas mujeres que bebieron alcohol durante su embarazo pueden desarrollar serios problemas físico e incluso tener retraso en su desarrollo neurológico. Sin embargo, algunos fetos parecen verse menos afectados, y los resultados demuestran que los niños con un coeficiente intelectual equivalente pueden presentar daños neurológicos diferentes. Por ello, los científicos admiten que es difícil medir la extensión del problema.

En esta ocasión, según publica la BBC en su edición on line, los facultativos utilizaron el tiempo de reacción de los recién nacidos para evaluar el alcance de los daños provocados por el alcohol y estudiar cómo puede afectar al ritmo de trabajo de las diferentes áreas cerebrales.

Los científicos analizaron las reacciones de dos grupos diferentes, uno de ellos formado por niños cuyas madres habían bebido alcohol durante el embarazo, y un segundo grupo de niño no expuestos a la bebida. Los niños fueron sometidos a pruebas más simples y a otros tipos de test más complejos en los que debían tomar algún tipo de decisión. Mientras ambos grupos mostraron respuestas similares en las pruebas más sencillas, los niños expuestos al consumo de alcohol durante el embarazo lo hicieron significativamente peor en las pruebas más complejas.

La doctora Sandra Jacobson, una de las participantes en esta investigación aclara que, pese a que los niños presentaban resultados similares en sus coeficientes intelectuales, las reacciones eran mucho más lentas entre los hijos de madres bebedoras. Jacobson atribuye este descubrimiento a que en las pruebas más complejas participan varias áreas del cerebro que pueden estar, de alguna manera, dañadas debido al consumo de alcohol.

A juicio de los investigadores, el alcohol daña determinadas estructuras periféricas del cerebro lo que puede repercutir en un mayor tiempo de reacción, “la reacción de estos niños era a menuda similar a la de niños de menor edad que no habían estado expuestos al alcohol durante su gestación”, aclara.

Por su parte, el profesor Peter Hepper, de la Universidad de Belfast, alerta de la existencia “de un cuerpo de evidencias suficientemente grande para concluir que incluso el consumo moderado de alcohol durante el embarazo repercute en el desarrollo posterior del bebé”. Y añade: “Si existiese una certeza similar de que beber pudiese causar la pérdida de la punta del dedo en el feto, se prohibiría inmediatamente beber alcohol durante el embarazo; sin embargo, eso no se hace con respecto al desarrollo cerebral”.

Hepper explica que, mientras el hígado adulto es capaz de limpiar los restos de alcohol del organismo en 12 horas, en el feto, el hígado no está aún suficientemente desarrollado y le podría costar cerca de dos días llevar a cabo este proceso.


Articulo obtenido de www.diariosalud.com
16 Julio 2003.
 






Prevalencia del alcoholismo durante tres décadas en Chile (1952-1982)
Consumo de alcohol entre los escolares de una zona básica de salud de Córdoba
Estrategias en el tratamiento de desintoxicación alcohólica



 


Más Publicaciones



Derechos reservados © MMVII Fundación de Investigaciones Sociales, A.C.
Dirección: Av. Ejército Nacional No. 579, 6º Piso, Col. Granada, Delegación Miguel Hidalgo, C.P. 11520, México, D. F.
Teléfonos: 5545-6388, 5545-7027, 5545-7216 y 5545-9981

Aviso Legal