Buscar:
   
   


Información Científica

Última actualización [09/09/2009]


Copia el link directo Lee la investigación completa

Factores Protectores Frente al Consumo de Alcohol: Concepción de Maestros de Nivel Inicial


ARGENTINA

Esta investigación busca comprender la concepción de maestros de nivel inicial sobre los factores protectores frente al consumo de alcohol, basándose en los modelos teóricos de Resiliencia y Promoción de la Salud. De enfoque metodológico cualitativo, exploratorio, aplica entrevistas semi-estructuradas y observación no estructurada a una muestra de 25 maestras. Del análisis de contenido de los datos surgen tres categorías temáticas: Significado de Alcohol/Alcoholismo - interpretado como sustancia nociva y situación problema socio-cultural -; La Escuela como Espacio de Protección Frente al Consumo de Alcohol; El Maestro como Agente de Protección. Se asocia protección con informar hasta cuidar. El maestro entiende su función desde orientador hasta consejero/protector, para la cual, mayoritariamente, no se siente preparado fundamentándose en déficits psicopedagógicos, cognocistivos, jurídico-legales y por propios prejuicios sobre alcoholismo. Los resultados confirman los presupuestos de la investigación relativos al maestro y contexto escolar.

 

Introducción

El presente estudio adhiere al concepto de escuela como espacio saludable que promueve la OPS, donde niños y maestros interactúan y se influyen mutuamente generando el ámbito propicio para estimular valores, actitudes positivas; desarrollar conocimientos, sentimientos; modificar o crear hábitos y prácticas que permitan a las personas alcanzar estilos de vida saludables(1).

En la edad pre-escolar el niño adquiere las bases de su comportamiento y conocimientos, sentido de responsabilidad y capacidad de observar, pensar y actuar. Adopta hábitos higiénicos, descubre la potencialidad de su cuerpo y desarrolla habilidades y destrezas para cuidar su salud, la de su familia y comunidad. Es cuando crecen la importancia y las desventajas de la sociabilidad con sus iguales y se expone a presiones que pueden llevarlo a adquirir hábitos dañinos, como empezar a consumir alcohol.

Por ello, las escuelas son espacios ideales para concientizarlo sobre la salud y transmitirle valores fundamentales, entre ellos la convivencia armónica y el respeto hacia formas de vida distintos de los propios.

Las actuales intervenciones preventivas se orientan hacia un paradigma con enfoque positivo basado en los factores de protección. Estos factores conocidos por la investigación, al no ser universales, sólo tienen valor en el contexto en que se desarrollan, siendo necesario estudiarlos en la comunidad a intervenir y a partir de los sujetos que la conforman y se constituyen en agentes de la protección(2).

En lo que se relaciona con el uso y abuso de drogas, el factor protector es un atributo o característica individual, condición situacional y/o contexto ambiental que inhibe, reduce o atenúa la probabilidad del uso y abuso de drogas o la transición en el nivel de implicación de las mismas(3).

Actualmente el fenómeno de los factores protectores se estudia sustentándose en investigaciones teóricas alrededor del concepto de resiliencia. Así, las investigaciones relacionadas a la protección frente al desarrollo de una adicción son insuficientes, tanto en México como en países de Latino América(4) y son escasas aquellas relativas a preescolares, lo que implicaría situarse en su entorno social más próximo: la familia y la escuela y dentro de ésta de sus agentes - los maestros - a fin de determinar qué hacen, cómo lo hacen y por qué lo hacen.

En la República Argentina los índices de consumo de alcohol están incrementados y la edad de inicio del consumo ha disminuido. A través de estudios específicos, se determinó que el 35% de los niños y jóvenes bajo análisis tomó alcohol por primera vez, entre los 12 y 15 años, destacándose que cuando la edad de iniciación en la drogadependencia es de menos de 8 años, el alcohol ya se encuentra en segundo orden(5). Córdoba es uno de los grandes centros urbanos donde se da esta problemática, lo que indica la necesidad de incursionar con medidas preventivas y de promoción a la edad más temprana posible.

La prevención en la educación formal, debe iniciarse desde el nivel inicial, de forma que coadyuve al desarrollo integral del individuo, la familia y la sociedad, reconociendo la existencia de sus peculiaridades, además de las especificidades territoriales y culturales, que requieren abordajes específicos en los campos afectivo, cognitivo, ético, psicomotor y psicosocial(6). El jardín es el lugar crucial para enfatizar la diversidad y donde las maestras Jardineras influyen fuertemente a los niños durante los años en que éstos desarrollan su autoconcepto básico (7-9).

Enfermería debe conocer cómo se comportan estos fenómenos, describir los comportamientos de las personas frente a las conductas de riesgo o protección, en cada etapa del ciclo vital del individuo, a fin de plantear y/o liderar propuestas de promoción y prevención. Así también reconocer los desafíos presentes con vistas a contribuir para la reducción del uso indebido de drogas y visualizar los múltiples frentes en que es posible trabajar, reforzando la responsabilidad colectiva frente al fenómeno, tanto como la necesidad de mejorar la respuesta de este sector a la problemática(10).

Esta investigación busca comprender la concepción de maestros de nivel inicial sobre los factores protectores frente al consumo de alcohol, basándose en los modelos teóricos de Resiliencia y Promoción de la Salud.

 Metododología

El estudio se concibe con el enfoque de la investigación cualitativa, de tipo exploratoria cuyo contexto de estudio son los 40 Jardines de Infantes comprendidos en la Zona 1119 - Región Primera de la Subinspección General Inicial - Inspección General dependiente de la Dirección de Educación Inicial y Primaria del Ministerio de Educación de la Provincia de Córdoba, donde se imparte enseñanza de nivel inicial de acuerdo a lo que marca la Ley Federal de Educación de la Nación Argentina.

Estos Jardines de Infantes reúnen características distintivas en lo que respecta a: la estructura edilicia; ubicación geográfica y estructura de organización.

El universo empírico estuvo constituido por 175 personas que se desempeñan en número de 2 a 10 por cada uno de los Jardines de Infantes.

Para acceder al mismo, con fines de exponer las características del estudio y recabar las autorizaciones correspondientes, se mantuvo entrevistas con la Inspectora de Nivel Inicial de la Zona 1119 - quien a su vez, estableció contacto con la Inspección General dependiente de la Dirección de Educación Inicial y Primaria; con las Directoras de Jardines de Infantes y con las maestras de los respectivos Jardines para lograr su participación. En esa instancia se proveyeron los términos escritos de información de la investigación, firmado por la investigadora y se solicitó el consentimiento informado de cada docente.

El proyecto fue presentado ante el Consejo Consultivo de la Escuela de Enfermería; su Dirección y el Departamento de Bioética dependientes de la Facultad de Ciencias Médicas de la Universidad Nacional de Córdoba que aprobó los lineamientos éticos de la investigación.

Para la selección de los sujetos de estudio se consideró la distribución de Jardines de Infantes por sectores, a fin de respetar la diversidad de los contextos. Así se los agrupó siguiendo criterios de: Complejidad (entre 2 y 9 secciones); Ubicación (centro de la Ciudad, barrio residencial, urbano marginal); Estructura administrativa (Directora a cargo de sección, Directora independiente).

Mediante un proceso aleatorio se seleccionaron los maestros, según turno de trabajo, mañana o tarde.

El recorte empírico de la muestra estuvo dado por la saturación de los datos, quedando conformada por 25 maestras.

La recolección de los datos se efectuó mediante aplicación de entrevista semi-estructurada, centrada en preguntas abiertas. Se complementó con observación No estructurada, libre de aplicación sólo durante la entrevista a fin de observar actitudes, reacciones, conductas del entrevistado y/o distintas situaciones que pudieran aparecer en el momento. Se llevaron a cabo en la Oficina de Dirección o la Sala de Niños, planteándose en el proceso, las siguientes preguntas norteadoras:

- Qué cree Usted que es generar protección de los niños frente al consumo de alcohol?

- Cómo cree Usted que pueden desarrollarse estrategias de protección frente al consumo de alcohol en el contexto del Jardín de Infantes?

- Cuál cree Usted que es la intervención del maestro de preescolar en este desarrollo?

Cuánto se siente Usted preparado para desarrollar ese papel?

La información obtenida fue sometida a análisis de contenido temático.

A efectos de confirmar que los resultados reflejaran de manera exacta los pensamientos de los maestros se efectuó una reunión con los participantes para compartir con ellos interpretaciones preliminares y evaluar si el análisis temático era coincidente con sus expresiones.

Las actividades de muestreo, recolección, análisis e interpretación de los datos se realizó de manera iterativa.

 

Resultados y Discusión

El análisis se inicia desde un abordaje de las Bases Políticas y Programáticas de Educación en el País y la Provincia de Córdoba, a partir del advenimiento de la democracia en la década del 80, cuando comenzó un proceso de readecuación de los sistemas de gobierno tendientes a recuperar las economías y los valores sociales. Se establecen así políticas públicas sociales que promueven el desarrollo del niño en edad pre-escolar y escolares sobre dos ejes: educación y salud.

En ese marco se desarrollan en el ámbito de la Provincia de Córdoba, los Jardines de Infantes que reciben un fuerte impulso del gobierno, a través de la infraestructura aportada, el recurso docente seleccionado y los programas académicos innovadores que les dan una característica distintiva para la operacionalización de las políticas establecidas. Sin embargo, los procesos de recesión primero y crisis después, han generado impacto y modificaciones organizativas y operativas de estas instituciones.

Si bien esta situación comenzó a revertirse alrededor del año 1998, los procesos desarrollados hasta el momento resultan incompletos y parcializados. De hecho, el agrupamiento docente de la Provincia es entre otros, el que actualmente plantea con más fuerzas, reclamos por mejores condiciones de trabajo y planes de educación más efectivos.

A pesar de ello en los Jardines de Infantes del presente estudio, se viene implementando un proyecto de trabajo centrado en el desarrollo integral del niño y valores de vida, sociales e individuales.

Aunque el tema del alcohol y la drogadicción no es abordado específica y explícitamente, los proyectos mencionados se sustentan en una concepción de la escuela como la institución que más medios posee para que las generaciones futuras tengan una conducta diferente con respecto al consumo de alcohol. Desde esa concepción se sostiene que en los primeros años pueden abordarse algunos aspectos sencillos al alcance de la comprensión del niño y se induce al aprovechamiento del tiempo libre, con actividades que enriquezcan su espíritu y favorezcan el logro de una salud plena, para una vida más digna.

El segundo aspecto de análisis está relacionado con Los Agentes y su Espacio de Actuación.

Las docentes del estudio constituyen un grupo femenino de entre 25 y 50 años de edad, siendo en su mayoría correspondientes al grupo etáreo de entre 30 y 35 años.

Todas se desempeñan en el puesto de maestra de nivel inicial, a excepción de una que además es responsable de la dirección de la escuela y otra que tiene exclusividad en la conducción. Tienen formación básica de docente pero reciben capacitación continua y en dos casos manifiestos se dedican a estudios universitarios afines y de post. grado.

Su desempeño es en turno de cuatro horas, a la mañana o a la tarde, aunque su dedicación a la labor docente supera ampliamente la jornada dentro del aula debiendo ocupar espacios que corresponden a la familia o su vida personal con las consecuentes demandas y contradicciones que ello supone.

Siguiendo políticas específicas de la inspección zonal, actualmente se encuentran abocadas al desarrollo de un proyecto de trabajo común, relacionado con promoción de los derechos del niño y valores individuales y sociales, basándose en estrategias de inclusión familiar y participación comunitaria.

Las experiencias de trabajo, los conceptos sobre misión y visión de la educación inicial que sostiene la inspección zonal y los consecuentes lineamientos que impulsa, impregnan los mecanismos de gestión escolar desarrollados y posibilitan una amplia apertura para nuevas ideas y disposición a los cambios, como pudo apreciarse en la mayoría de los contactos establecidos.

En el momento de concretarse la entrevista propiamente dicha, en el inicio, al menos en un 50% de las maestras consultadas se detectaron gestos, posturas, timbre de voz, modos de hablar que denotaban preocupación, nerviosismo, cierta tensión, superados en el transcurso y hacia el final de la misma. Al decir de sus propias palabras, la temática nunca tratada previamente en ese ámbito, su consideración no afín a ese nivel inicial de escolaridad, más la metodología investigativa puesta en marcha, generaron reparos y conductas defensivas.

Pudo apreciarse que el contexto interno y externo de trabajo, marcado por las relaciones interpersonales, las relaciones de autoridad y jerarquía, el nivel socio cultural de la comunidad que asiste a la escuela, tienen una fuerte influencia en las ideas sostenidas por las maestras y posturas adoptadas.

En tercer lugar, el aspecto más relevante del análisis se centra en la determinación de Concepciones de los Agentes sobre los Factores Protectores frente al Consumo de Alcohol, del que surgen tres ideas centrales:

1. Significado de alcohol/alcoholismo

Lo interpretan como un mal que causa daño, en los aspectos físico, psíquico y en los comportamientos sociales que se desarrollan en diferentes ámbitos de actuación. Esto adquiere una relevancia especial por el grupo social con el cual trabajan durante los primeros años de escolarización.

Asegurar que las experiencias vividas en los primeros años de la vida son de una gran importancia en el posterior desarrollo de la persona es un hecho constatado. En estos primeros momentos de la existencia se forman las estructuras neuronales, se suceden procesos de individualización y socialización, crecimiento físico y desarrollo psicomotor, perceptivo e intelectual, que posibilita el establecimiento de las relaciones con el medio y con sus iguales. Se trata de una etapa de descubrimientos, ingeniosidad, curiosidad y desarrollo de patrones de conductas socio-culturales. El dominio adecuado de la confianza, la autonomía y la iniciativa son fundamentales para la maduración interior de la personalidad y el no lograrlo en estas etapas puede dar por resultado problemas de larga duración y profundamente arraigados en etapas posteriores. De ahí, la importancia a la que se hace referencia precedentemente(11).

A partir de su experiencia, la relación con hechos concretos, lleva a reconocerlo como fuente de violencia, agresión.

Se lo interpreta como un problema importante que afecta al individuo y su familia, además de enmarcarse en un contexto socio-cultural. En este sentido, algunas docentes lo consideran normal para la cultura de los niños porque forma parte de su forma de vivir, asociándolo con pobreza. No obstante, un grupo similar lo relaciona como inserto en la sociedad toda, sin distinciones de estratos sociales, por lo cual las actitudes y forma de abordaje pueden diferenciarse de manera notable.

Finalmente se sostiene: el alcohol es una enfermedad y como tal puede tratarse.

Debe destacarse que es difícil modificar hábitos en el adulto. En cambio, lograr que los niños tomen conciencia de lo beneficioso que es para su salud desarrollar determinadas conductas, es una inversión a largo plazo con beneficios no sólo para el individuo, sino también para la sociedad. Por eso, los niños del nivel inicial constituyen una población cautiva en la que resulta más fácil aplicar programas de intervención que resultan exitosos, y tal como lo sostiene la Organización Mundial de la Salud las acciones desarrolladas en este nivel son las de mayor costo-beneficio(1).

2. La escuela como espacio de protección del niño frente al consumo de alcohol

Se considera la escuela como un espacio social de interacciones e intercambios, donde los principales actores se influyen mutuamente con el fin de desarrollar procesos de aprendizaje y mejoría de las condiciones de vida. En ese marco, la protección se asocia con el hecho básico de informar/indagar; comunicar/interrelacionarse; proveer conocimientos y educación en la búsqueda de cambios de conducta, hasta procesos más complejos que consideran al niño como un ser integral e integrado, provisto de emociones e inserto en un contexto social que muchas veces no le es favorable y que por lo tanto, les lleva a suponer que protección es sinónimo de contención y finalmente, cuidado. Relacionado a este punto se manifiesta en el discurso de las docentes, lo que puede plantearse como el impulso de estrategias compatibles con un fuerte apego a generar estímulos y oportunidades para un desarrollo normal del niño, a fin de que éste pueda desencadenar sus potencialidades de adaptación, de enfrentamiento, superación ante situaciones adversas del medio, focalizado en la generación de proyectos, desarrollo y refuerzo de valores, escuchar y comprender y hacer tomar conciencia.

Este impulso, no reconocido concretamente ni tampoco relacionado con el alcohol, está fundamentado en los supuestos básicos del modelo de la resiliencia, el cual sostiene que mientras a más temprana edad se inserte estímulos positivos en el niño, es más factible que se impulse su desarrollo positivo y lo haga exitoso ante la adversidad. Así mismo es posible establecer que la generación de proyectos se sustentan en una concepción de la escuela como institución promotora de la salud y la consideración de que como tal posee importantes medios para preparar a las generaciones futuras a fin de lograr enfrentarse a situaciones adversas de la vida cotidiana y resolverlas positivamente

3. El maestro como agente de protección

La educación de nivel inicial, como primer tramo del sistema educativo en nuestro país, es el espacio para promover la creatividad en el niño, transmitir los conocimientos sociales y fortalecer el desarrollo intelectual y emocional orientado por educadores preparados en el desarrollo juvenil y la teoría del aprendizaje. Durante el mismo, los maestros de este nivel dotados de capacidades no sólo cognitivas, sino también instrumentales y afectivas-relacionales, influyen fuertemente en los niños durante los años en que éstos se tornan más receptivos (12). De tal manera, los docentes entienden su función desde un nivel general de orientador, hasta consejero y finalmente protector.

Frente a estas concepciones, muchas de ellas se sienten preparadas fundamentalmente, basándose en su predisposición al estudio, a la búsqueda de apoyo profesional específico, pero sobre todo en sus valores y principios espirituales. En tanto que la mayoría no se siente preparado fundamentándose en déficits relativos a los aspectos psicopedagógicos, de conocimientos particulares de la temática de salud integral, jurídica-legal, pero muy especialmente desde los propios prejuicios del docente sobre el alcoholismo.

También es preciso hacer referencia a lo que no se dijo, pero que estuvo presente en los mensajes de las maestras. Esto es:

- Sentimientos profundos de cuidar a los niños, protegerlos, escucharlos, surgidos de su relación directa y cotidiana con ellos y el transcurso por un espacio de la vida en común, lo cual les genera fuertes lazos afectivos, reforzados por su condición de mujer y en muchos casos, madre. Pero también, un sentido de omnipotencia subyacente en ellas que les genera co-responsabilidad en la cobertura de todas las carencias de los pequeños y visualizarse como fuente de nutrición, lo cual supone, al mismo tiempo, desazón ante la contrariedad de no poder responder en la misma medida.

- Visión del futuro y de las oportunidades posibles frente a la problemática del alcoholismo, con un pensamiento estratégico de que se puede cambiar incorporándolo como proyecto concreto y común desde la propia escuela.

Consideraciones finales

Los resultados confirman los presupuestos de la investigación, con respecto a que:

- Los maestros, aunque no se han detenido a pensarlo, tienen una base conceptual, afectiva e instrumental que los moviliza a desarrollar factores protectores frente al consumo de alcohol en los niños del nivel inicial de educación.

En este sentido se rescatan su formación pedagógica y el manejo de conceptos básicos sobre el alcoholismo; el conocimiento del niño y su abordaje integral y complejo - inserto en un medio social que procuran conocer permanentemente - y los lleva a transformarse en sus voceros y por lo tanto, contenedores y protectores; como así también, una trayectoria de experiencias de trabajo en familia y comunidad, desde lo disciplinario, interdisciplinario e intersectorial.

- El desarrollo de factores protectores por parte de los maestros está siendo afectado por la situación socio-económica de los niños y la organización y clima escolar.

Desde un punto de vista negativo, por la profunda crisis política y socio-económica que viene afectando a la región, que ha producido fuertes desequilibrios poblacionales, desocupación e incremento de la pobreza - característicos del contexto de los pequeños - y que les originan diferentes demandas a ser cubiertas por otras entidades sociales - entre ellas, la escuela - en reemplazo o complementaria a la familia.

En lo que respecta a las docentes, por las condiciones laborales adversas, sobrecarga de trabajo, ausencia de reconocimiento económico a su labor y falta de lineamientos específicos para la gestión y control en los sectores relacionados a esta problemática, lo que produce tendencia a la desmotivación.

Desde un punto de vista positivo, el desarrollo de factores protectores está siendo afectado por la determinación de políticas concretas de este sector educacional, en esta área de inspección, que enfatiza el desarrollo de valores y actitudes positivas en los niños, traducidas en proyectos de trabajo con inserción de la familia, comunidad y otros actores sociales - sostenidos en el tiempo - por un lado, y el estrechamiento de las relaciones interpersonales en el ámbito de la propia escuela, por el otro.

- A pesar de los cambios estructurales del macro y microambiente escolar, los maestros se apoyan en su propia creatividad para desarrollar factores protectores.

Por ello entienden que formar vínculos entre padres, maestros, niños es lo que realmente gesta una mejor experiencia educacional e incluso una vida espiritual. Facilitar la resiliencia entre los niños no se logra con intervenciones aisladas, por más cobertura que se tenga; se logra con un proceso largo y consistente. Ellos - los maestros - no tienen conciencia de su capacidad de convocatoria por sobre otros sectores, de reunión e intervención, pero esta capacidad está demostrada en los proyectos que sostienen, en las transferencias que realizan y las evaluaciones que concretan.

 Recomendaciones

A pesar de la relevancia que se le asigna al problema del alcoholismo, estas maestras reconocen limitaciones para su abordaje, derivadas de la corta edad de los niños y de su propia formación. Por ello sería conveniente revisar, en primer término, la predisposición real que tienen para trabajar esta temática con el niño y su familia en el contexto de la escuela y la comunidad.

En segundo lugar, cuáles son sus propios prejuicios sobre alcoholismo que inciden en la factibilidad de abordaje y finalmente, cuál es la formación del docente que, desde su punto de vista, consideran más pertinente para tratar la problemática y sostener procesos de intervención y prevención desde la escuela.

Por lo tanto, es recomendable profundizar el presente estudio, sobre todo considerando que entre las maestras existe una idea generalizada de que se puede trabajar el alcoholismo como proyecto concreto desde la propia escuela. Previamente convendrá extenderlo al ámbito de otros establecimientos educacionales que componen otras zonas de inspección de la Dirección de Nivel Inicial y Primario del Ministerio de Educación de la Provincia de Córdoba para comparar y valorar la situación en la diversidad de otros contextos ofreciendo apertura a nuevos caminos de investigación.

 Agradecimientos

Agradecemos a la Comisión Interamericana para el Control de Drogas/CICAD, al Programa de Becas de la OEA, al Gobierno del Japón, a todos los docentes de la Escuela de Enfermería de Ribeirão Preto, de la Universidad de São Paulo, Centro Colaborador de la OMS para el desarrollo de la investigación en enfermería, y a los quince representantes de los ocho países de Latinoamérica que participaran del "II Programa Regional de Capacitación en Investigación para Enfermeros de América Latina" implementado en la Escuela de Enfermería de Ribeirão Preto, de la Universidad de São Paulo el año de 2003.

 

Referencias Bibliográficas

1. Organización Mundial de la Salud. Oficina Panamericana de la Salud. Escuelas Promotoras de la Salud. Washington (DC): OMS; 1998. Número 13.         [ Links ]

2. Castro Sariñana. ME. Factores de protección asociados al riesgo del consumo de sustancias adictivas en población de jóvenes estudiantes. En: Tapia Conyer R. Las Adicciones. 2da ed. México. Manual Moderno 2002; 277-89.         [ Links ]

3. Clayton R. Introducción. En: Becoña Iglesias E. Bases teóricas que sustentan los programas de prevención de drogas. Plan nacional de drogas. Santiago de Compostela (ES): Servicio de Publicaciones de la Universidad de Compostela; 2002. p.9-37.         [ Links ]

4. Tapia Conyer R. Las Adicciones: Dimensiones, Impacto y Perspectivas. 2da ed. México (DF): Manual Moderno; 2002.         [ Links ]

5. Presidencia de la Nación (AR). Secretaría de Programación para la Prevención de la Drogadicción y la Lucha Contra el Narcotráfico. Informe sobre estudios nacionales sobre el uso de drogas. Buenos Aires (AR): La Secretaria; 1999.         Links ]

Universidad Nacional de Córdoba. Facultad de Ciencias Médicas. Escuela de Enfermería. Comisión Interamericana para el Control del Abuso de Drogas. Organización de Estados Americanos. Proyecto de enseñanza de la prevención y atención de enfermería en relación al uso indebido de drogas. Córdoba: Editorial Brujas; 1999. Serie Milenio Sin Drogas, n. 5, p.23-9.  [ Links ]

Guerrero Ortiz L. Educación inicial. Rev Iberoam de Educación 2000 Enero-Abril; (22).         [ Links ]

8. Almanza SEE, Pillon SC. Programa para fortalecer factores protectores que limitan el consumo de tabaco y alcohol en estudiantes de educación media. Rev Latino-am Enfermagem 2004 março-abril; 12(número especial):324-32.         [ Links ]

9. Matheus IS, Pillon SC. Factores protectores y de riesgo asociados al uso de alcohol en adolescentes hijos de padre alcohólico, en el Perú. Rev Latino-am Enfermagem 2004 março-abril; 12(número especial):359-68.         [ Links ]

Do Prado M. A profissão de enfermagem frente aos desafios do fenómeno das drogas no século XXI. En: Organización de los Estados Americanos. Comisión Interamericana para el control del abuso de drogas. Proyecto de las Escuelas de Enfermería en reducción de la demanda de drogas en América Latina. Serie 1. El papel de las escuelas de Enfermería en el área de la reducción de la demanda de drogas en América latina. Washington (DC): OEA; 2003. p.135-9.         [ Links ]

11. Whaley LF, Wong DL. La edad pre-escolar. Tratado de Enfermería Pediátrica. 2da ed. México (DF): Mc Graw Hill Interamericana; 1991. p.303-14.         [ Links ]

12. Mancusso MA, Rodriguez AB, Vespoli AS. Proyectos de trabajo: con olor a tiza !...de la teoría a la práctica. Buenos Aires (AR): Lugar Editorial; 2003. p.1-8.         [ Links ]

 

FUENTE: 
 Scielo/ Revista Latino-Americana de Enfermagem

http://www.scielo.br/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0104-11692005000700002&lng=en&nrm=iso&tlng=es

    

 






Factores Protectores sobre el Consumo de Alcohol que Promueven las Maestras de Pre-escolares
Factores Protectores Frente al Consumo de Alcohol: Concepción de Maestros de Nivel Inicial
Flavanoles (Catequina y Epicatequina)




 


Más Publicaciones



Derechos reservados © MMVII Fundación de Investigaciones Sociales, A.C.
Dirección: Av. Ejército Nacional No. 579, 6º Piso, Col. Granada, Delegación Miguel Hidalgo, C.P. 11520, México, D. F.
Teléfonos: 5545-6388, 5545-7027, 5545-7216 y 5545-9981

Aviso Legal