Buscar:
   
   


Información Científica

Última actualización [17/11/2008]


Copia el link directo Lee la investigación completa

Alcoholismo y Medicina

Dr. Francisco León Gómez

HONDURAS

Se hace una evaluación genera! de los problemas que han confrontado 20médicos alcohólicos evaluados. Algunos de ellos están abstemios actualmente, otros beben diariamente y trabajan; ambos grupos experimentan problemas de varios órdenes en el desempeño diario de la profesión.

 

El hecho de que nuestro Colegio todavía no haya contemplado ningún tipo de ayuda para los 100 profesionales médicos alcohólicos en Honduras, motiva este trabajo en el que se discute el complejo fenómeno-enfermedad que los aflige.

 

Aspectos generales:

La incidencia del alcoholismo en el gremio médico hondureno es similar o más alta que la de la población general.

 

El 80% de los hondurenos adultos ingieren alcohol en forma moderada o incontrolada, llegando la incidencia al 14% da alcoholismo. Similar o ligeramente mayor incidencia prevalece en el gremio médico en que de cerca de 9S0 agremiados, aproximadamente suman 760 los médicos que ingieren alcohol, y 126 de los cuales son alcohólicos crónicos o moderados que se debaten en una enfermedad síntoma crónico que afecta directamente su trabajo, familia, vida sexual, prestigio propio y de su profesión.

 

Peor aún, el alcoholismo en los médicos, subyace o procede a un estado o combinación alcohol-droga, con adición, facilitado por el acceso que se tiene a los últimos.

 

El médico urbano rural con frecuencia recurre a él por la falta de otras actividades recreativas, o ingiere solo, cuando es el único de su gremio.

 

La dispensa que con frecuencia se hace a ciertas accionas irregulares cometidas por médicos ebrios, a quienes por su condición profesional las autoridades toleran, los lleva con frecuencia a cometer excesos tanto sociales como en la práctica, que afectan no sólo a ellos mismos sino al prestigio colectivo de la profesión, frente a un público cada día más critico y consciente de nuestros yerros.

 

La pérdida de varios médicos en los últimos años pueden trazarse fácilmente al abuso alcohol y a sus consecuencias. El alcoholismo es a menudo la causa de hospitalización de médicos, que casi nunca es diagnosticada como tal, o estadísticamente reportada, por el colega tratante, sea porque no quiere "tildar" al colega y amigo como alcohólico' o por ruego del paciente, o de la familia.

 

Aspectos sociales:

El médico alcohólico con mucha frecuencia niega serlo, aduciendo que se presenta diariamente a su trabajo y que nunca ha sido despedido por tal causa.

 

Evaluando este argumento, y las condiciones de trabajo actuales en Honduras, fácil se concluye que el gremio médico en general, las autoridades y compañeros de trabajo hospitalario, muy rara vez tomamos acción legal para despedir al médico alcohólico, aunque exista evidencias insuperables para hacerlo.

 

Todos conocemos dichos ejemplos, y esta tenencia se extiende hasta la Directiva, del Colegio Médico, Ministerio de Salud, y las diferentes Asociaciones Médicas del país, y cada uno de nosotros como miembro del gremio.

 

No tenemos conocimiento de una sola licencia para practicar medicina, que haya sido suspendida por alcoholismo, y creemos que las denuncias por c a u s a también son rarezas en Honduras. Por el contrario han sido denunciados médicos por vender drogas (recetas), pero nunca se ha denunciado un médico por drogadicción.

 

Métodos:

20 casos de médicos con problemas de alcoholismo crónico fueron evaluados, desde 1974 a 1976, sin importar sí están abstemios unos, o la mayoría bebiendo diariamente.

 

Los datos que proporcionaron fueron espontáneos, con característico optimismo en relación con su problema, específicamente que "cuando yo quiera dejo de beber".

Todos sin excepción trabajan a pesar del trago, y todos también han tenido dificultades en el mismo debido al alcohol en exceso.

 

Ninguno de ellos ha sido cancelado en el trabajo' aunque varios se han ausentado sin excusa justa hasta por tres semanas.

 

Campos representados

 Todas las ramas de la medicina están representadas, pero las de las creencias de la conducta (psiquiatría)y la cirugía tuvieron un 30% (6 casos) cada uno, con más propensión a la drogadicción entre los primeros. Los quirúrgicos parecen tomar en forma diaria y sostenida, los psiquiatras en forma periódica cíclica.

 

266_sabiasque_01.jpg 

266_sabiasque_02.jpg
 

266_sabiasque_03.jpg 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 


Discusión

Este estudio puede servir como base a otro de mayor cobertura en el área nacional, que sirva de dato estadístico para las futuras generaciones médicas.

 

No nos fue posible encontrar literatura o trabajos hondureños sobre alcoholismo médico.

 

En otro aspecto, se debe considerar el daño que un profesional alcohólico puede hacer a sus pacientes, aunque todos dijeron que nunca habían hecho un daño por esa causa.

 

Resulta sin embargo que la calidad y el trabajo rendido si es inferior al que prestaría cuando el galeno está sobrio.

 

Un hecho importante es que empezamos a reconocer que como gremio no somos inmunes al alcoholismo, adición a drogas y enfermedades mentales, y demos muestras de desarrollar un mecanismo que proteja al médico así enfermo, y proteja también a sus pacientes.

 

FUENTE:
Biblioteca Virtual en Salud de Honduras

http://www.bvs.hn/RMH75/pdf/1977/pdf/Vol45-1-1977-6.pdf

 

 

 






Efectividad de la venlafaxina en el tratamiento de la dependencia de alcohol con depresión comórbida.

Una breve charla con el médico puede controlar un problema con la bebida
Gobierno francés en combate al alcohol
Piensa prohibir las "happy hours" en bares y discotecas




 


Más Publicaciones



Derechos reservados © MMVII Fundación de Investigaciones Sociales, A.C.
Dirección: Av. Ejército Nacional No. 579, 6º Piso, Col. Granada, Delegación Miguel Hidalgo, C.P. 11520, México, D. F.
Teléfonos: 5545-6388, 5545-7027, 5545-7216 y 5545-9981

Aviso Legal