Buscar:
   
Abuso en el Consumo de Alcohol y Alcoholismo

Sarah Ringold, Richard M. Glass

ESTADOS UNIDOS

El abuso en el consumo de alcohol es una de las principales causas de muertes prevenibles asociadas con violencia y accidentes automotrices. El consumo excesivo de alcohol afecta las relaciones personales y puede afectar la habilidad de una persona de mantener un empleo. Además, el consumo excesivo de alcohol puede ocasionar graves problemas de salud, incluyendo daño al hígado y al cerebro.

 

El abuso en el consumo del alcohol es un patrón de consumo de bebidas alcohólicas acompañado por uno o más de estos problemas: inhabilidad de cumplir responsabilidades importantes relacionadas con el trabajo, la escuela o el hogar debido a la bebida; beber en situaciones que son físicamente peligrosas, como por ejemplo al conducir un auto u operar maquinaria; problemas legales recurrentes relacionados con el alcohol, tales como ser arrestado por manejar en estado de ebriedad o por ocasionar lesiones físicas a una persona mientras se está ebrio; y tener problemas sociales o de relaciones ocasionados o empeorados por los efectos del alcohol.

 

El alcoholismo (la dependencia del alcohol) es un patrón más severo de consumo de bebidas embriagantes que incluye los problemas del abuso en el consumo de alcohol, además de un consumo persistente de bebidas embriagantes a pesar de los problemas físicos, mentales y sociales obvios ocasionados por el alcohol. Típicamente también se observa pérdida de control: no poder dejar de beber una vez que se empieza; síntomas de abstinencia (síntomas relacionados con dejar de beber, tales como náuseas, sudoración, temblores y ansiedad); y tolerancia (necesitar cada vez mayores cantidades de alcohol para sentirse embriagado).

 

Posibles tratamientos:

No existe cura para el alcoholismo, pero existen tratamientos eficaces. El tipo de tratamiento que su médico puede recomendar depende del nivel de consumo de alcohol, si hay problemas médicos asociados y sus preferencias personales.

 

  • Para persona que consumen grandes cantidades de alcohol, se utiliza una desintoxicación y abstinencia agudas, diseñadas para evitar y tratar los síntomas de abstinencia, los cuales pueden ser severos e incluso poner en peligro la vida de la persona. Este tratamiento puede requerir una estancia en una clínica especializada además de una estrecha supervisión médica.

 

  • Pueden utilizarse medicamentos para evitar una recaída.

 

  • La asesoría individual o familiar también es una importante parte del tratamiento. Debido a que el alcoholismo puede coexistir con enfermedades mentales, incluyendo depresión, es importante someterse a una evaluación completa de estas enfermedades. La asesoría también puede incluir a las familias y a las parejas que con frecuencia necesitan ayuda para adaptarse al estrés de vivir con una persona que tiene problemas con el alcohol.

 

  • Los grupos de ayuda mutua incluyen grupos de apoyo tales como Alcohólicos Anónimos y Al-Anon. Los miembros de estos grupos se apoyan unos a otros compartiendo experiencias personales y consejos.

 

FUENTE:      American Medical Association/JAMA, 3 de Mayo de 2006-Vol 295, No. 17

Derechos reservados © MMVII Fundación de Investigaciones Sociales, A.C.
Dirección: Av. Ejército Nacional No. 579, 6º Piso, Col. Granada, Delegación Miguel Hidalgo, C.P. 11520, México, D. F.
Teléfonos: 5545-6388, 5545-7027, 5545-7216 y 5545-9981

Aviso Legal