Buscar:
   
La Disfunción eréctil, el vino y el corazón



Con una buena salud no habría razón para padecer disfunción eréctil. La causa de la misma frecuentemente es consecuencia de un problema vascular que no permite que los vasos sanguíneos rieguen las cavidades del pene. Las estadísticas cuentan que muchos de quienes han comenzado a sufrir disfunción eréctil, después han acusado graves problemas vasculares, como infarto al miocardio. El vino puede ayudar a prevenir este problema.

 

Manuel Más es catedrático de Fisiología y director del Centro de Estudios Sexológicos de la Universidad de La Laguna (ULL). Hace poco tiempo (el año pasado concretamente) ofreció una Conferencia en los locales del Colegio de Médicos de Santa Cruz de Tenerife, en el marco de las sesiones literarias de la Academia de Medicina. El título, "Venus in Vinis. Influencia del alcohol y el vino sobre la respuesta sexual", lo dice casi todo. Este reportaje al profesional puede ser de mucha ayuda para muchos.

 

-¿Cuál es la influencia del alcohol sobre la sexualidad?

 

-Desde siempre se ha relacionado el alcohol con la sexualidad. Toda la literatura antigua ha hablado de esto. La disfunción eréctil es una de las disfunciones sexuales que tiene mayor impacto, tanto entre los que la padecen como entre sus parejas. La disfunción eréctil en la mayor parte de los casos es un trastorno vascular, de los vasos sanguíneos. Sí se sabe mucho del consumo de alcohol y particularmente el de vino y la salud cardiovascular. Con consumos moderados de alcohol, sobre todo en forma de vino, la mortalidad disminuye con respecto a los sujetos que son totalmente abstemios.

 

-¿La disfunción sexual es consecuencia de un trastorno vascular?

 

-Las disfunción eréctil es un trastorno vascular en un altísimo porcentaje de los casos. De hecho, hoy en día se tiene la noción de que es una especie de síntoma que nos avisa. Si empieza a fallarnos el pene es que probablemente nos están fallando otras cosas de todo nuestro sistema vascular. Demuestra que con frecuencia los sujetos que tienen un infarto de miocardio unos cuatro años antes ya venían arrastrando problemas de disfunción eréctil. En relación con el tema de alcohol pasa lo mismo. Un consumo moderado de alcohol y sobre todo de vino tinto disminuye los problemas de disfunción eréctil. En este sentido, hay estadísticas en relación al alcohol en general. Si eso lo cruzamos con cuál es la ingesta de vino, nos sale que los países que toman más vino per cápita tienen menos problemas de disfunción eréctil. Esa asociación, desde el punto de vista de la epidemiología, aparece muy clara.

 

-¿Cuáles son las características del vino que ayudan a disminuir las disfunciones eréctiles?

-El vino protege del desarrollo de arterioesclerosis, que es lo que nos va a producir disfunción eréctil y más tarde infarto de miocardio. Por varios aspectos. Porque aumenta el colesterol bueno porque también disminuye la tendencia de la sangre a coagularse y taponar los vasos sanguíneos. Los polifenoles de los vinos son las sustancias que le dan el color y el sabor a los vinos. Hay más de 200 en una copa de vino. Muchos de ellos aumentan la producción de óxido nítrico en el pene. El óxido nítrico es una molécula, que produce dilatación de los vasos sanguíneos, incluidos los del pene. De hecho, los medicamentos como Viagra lo que hacen es aumentar el efecto del óxido nítrico. Los polifenoles aumentan el colesterol bueno, aumentan la producción de óxido nítrico en el pene y en otros vasos sanguíneos. El óxido nítrico va a tener muchos efectos, va a hacer que se dilaten con más facilidad esos vasos sanguíneos, haciendo que llegue más sangre al pene y facilitando la erección. Y al mismo tiempo este mismo óxido nítrico hace que la sangre se coagule menos.

 

-¿Cuál es la incidencia en España de la disfunción eréctil?

-Hay un estudio epidemiológico, que incluye la España peninsular, que dice que afecta a un 12% de todos los varones. Si eso lo dividimos por edades, esa frecuencia es mucho más alta a medida que el sujeto es mayor.

-Entonces, ¿la disfunción es una consecuencia del envejecimiento?

-Del envejecimiento mal llevado. Como los problemas de corazón, que son raros en la gente joven, pero a medida que vamos envejeciendo se van haciendo más frecuentes. Depende mucho del estilo de vida. Gente que lleve una vida sana va a tardar más en desarrollar tanto disfunción eréctil como trastornos cardiovasculares. A los 60 años, uno de cada tres hombres tiene problemas de disfunción eréctil.

-Y con respecto al resto de países, ¿España tiene mayor o menor incidencia?

-Varía con los países. En Estados Unidos es bastante más alto, porque consumen menos vino. En Extremo Oriente, que no toman apenas vino, más todavía. Los países que menos disfunción eréctil tienen son los de Europa del Sur: Francia, Italia, Grecia...

-Pero el alcohol, en cantidades altas, produce el efecto contrario.

-Insisto en lo de cantidad moderada. El alcohol, en cantidades altas, es también conocidísimo por toda literatura de cómo provoca y desprovoca, como dice Shakespeare. Si uno toma mucho de cualquier clase de alcohol le va a hacer daño para todo, incluido también su funcionamiento sexual. Hay estudios de laboratorio de darles a sujetos distintas cantidades de alcohol y estar midiendo cómo responden a estímulos eróticos con un aparatito que se coloca en el pene y se ve cuánto se agranda. Con cantidades pequeñas de alcohol aumenta (que vienen a coincidir curiosamente con las del límite de conducir). Pero después empieza a bajar. La parte más importante de este mensaje es que el alcohol debe tomarse con moderación.

 

FUENTE:
 El Diario del Vino

http://www.diariodelvino.com

 

Derechos reservados © MMVII Fundación de Investigaciones Sociales, A.C.
Dirección: Av. Ejército Nacional No. 579, 6º Piso, Col. Granada, Delegación Miguel Hidalgo, C.P. 11520, México, D. F.
Teléfonos: 5545-6388, 5545-7027, 5545-7216 y 5545-9981

Aviso Legal