Buscar:
   
Ejemplos de mitos sobre bebidas alcohólicas



Algunos ejemplos de creencias falsas sobre el alcohol y las bebidas espirituosas ¿El alcohol es perjudicial o beneficioso para la salud? Las bebidas alcohólicas no son en sí perjudiciales para la salud, sino que admiten un uso y consumo moderado y responsable, que es perfectamente compatible con una vida saludable. Es más, según numerosos estudios científicos independientes (p.e. el estudio Interheart) presentado en el último Congreso Europeo de Cardiólogos celebrado en Munich), las bebidas alcohólicas pueden tener un efecto protector sobre las enfermedades cardiovasculares. "La mayoría de los datos epidemiológicos demuestran que un consumo moderado y regular de alcohol se asocia a una disminución del riesgo global de sufrir una enfermedad cardiovascular para la que ningún tipo de bebida parece ser mejor que otro." (ISERM - Informe Colectivo - 2001) En definitiva, el consumo moderado de bebidas alcohólicas -que es el que práctica la inmensa mayoría de los consumidores- no es per se perjudicial para la salud. Lo que es perjudicial para la salud es el consumo abusivo de bebidas alcohólicas -de todas ellas, sin excepción- o su mero consumo en determinadas situaciones o colectivos de riesgo (menores, conductores, mujeres embarazadas).

 

¿Es verdad que existen alcoholes "fuertes" o "duros"? No. Las bebidas alcohólicas (vinos, sidras, cervezas, espirituosos ­brandy, whisky, ron, aguardientes, anís, ginebras, licores), que se obtienen todas a partir de materias primas agrícolas, responden a una rica diversidad de tradiciones y procesos de elaboración, pero tienen una cosa en común: el alcohol que contienen es el mismo, es equivalente. La molécula "alcohol" es idéntica cualquiera que sea la bebida alcohólica. Así, una bebida comercializada con una graduación alcohólica elevada, como muchos espirituosos, no contiene un alcohol más potente o más fuerte que una bebida con menos grados. De hecho, bajo el término "alcohol", hay que entender la cantidad de "etanol" o de "alcohol puro", componente común a todas las bebidas alcohólicas. Al igual que la de "alcoholes duros", la expresión "alcoholes fuertes" o alcohol "de alta graduación" da lugar, por contraposición al peligroso concepto de "alcohol suave", o "de baja graduación" que puede hace pensar que algunos alcoholes son intrínsecamente más inofensivos que otros.

 

¿Por qué tienen las bebidas espirituosas una graduación más "elevada" que el vino o la cerveza? Los "espirituosos" proceden de la destilación del alcohol fermentado procedente de materias primas agrícolas (uva, cereales, fruta, etc) y del envejecimiento o la aromatización natural de un destilado de origen agrícola. Un Reglamento europeo de 1989, que desarrolla toda la disciplina sobre elaboración y denominación de los espirituosos en la UE , estableció la graduación mínima general de los espirituosos en 15% vol y el de varios tipos de espirituosos en un nivel mínimo más elevado. Los mínimos se han fijado para mantener un alto nivel de calidad y para tener en cuenta los usos tradicionales que son la base de la fama que estos productos han conquistado en la Unión Europea y en el mercado

 

FUENTE:
Mitos-Mexicanos/Ejemplo de Mitos

http://mitos-mexicanos.com/mitos/ejemplos-de-mitos/ejemplos-de-mitos-sobre-bebidas-alcoholicas.html

mundial.http://www.febe.es

 

 

Derechos reservados © MMVII Fundación de Investigaciones Sociales, A.C.
Dirección: Av. Ejército Nacional No. 579, 6º Piso, Col. Granada, Delegación Miguel Hidalgo, C.P. 11520, México, D. F.
Teléfonos: 5545-6388, 5545-7027, 5545-7216 y 5545-9981

Aviso Legal