Buscar:
   
Estado de abstinencia alcohólica



ESTADOS UNIDOS

La abstinencia alcohólica se refiere a los síntomas que se pueden presentar cuando una persona suspende en forma repentina el consumo de alcohol después de haberlo estado bebiendo de manera excesiva todos los días.

 

Causas, incidencia y factores de riesgo   

El estado de abstinencia alcohólica generalmente se presenta en adultos, aunque también puede presentarse en los adolescentes o niños también, y puede suceder cuando una persona que consume alcohol en exceso lo suspende repentinamente. Los síntomas de abstinencia se presentan, por lo general, de 5 a 10 horas después de consumir el último trago, aunque también pueden manifestarse hasta 7 a 10 días después.

 

Generalmente se considera que el consumo excesivo de alcohol equivale a la ingesta de alrededor de 1 a 3 litros de cerveza (o 4 onzas o unos 118 ml de alcohol "fuerte") por día durante una semana o al consumo habitual de alcohol que afecta la vida y rutina diaria de una persona.

 

Cuanto más haya estado bebiendo la persona todos los días, tendrá mayor probabilidad de desarrollar los síntomas de abstinencia alcohólica en el momento de suspender dicho consumo, y la probabilidad de desarrollar síntomas de abstinencia graves también aumentará si la persona presenta otros problemas médicos.

 

Síntomas   

Los síntomas sicólogos de leves a moderados son:

- Sobresaltos o nerviosismo

- Inestabilidad

- Ansiedad

- Tendencia a la irritabilidad o excitación

- Cambios emocionales rápidos

- Depresión

- Fatiga

- Dificultad para pensar con claridad

- Pesadillas

 

Los síntomas físicos de leves a moderados son:

- Dolor de cabeza general y pulsátil

- Sudoración, especialmente en las palmas de las manos o la cara

- Náuseas y vómito

- Pérdida del apetito

- Insomnio (dificultad para dormir)

- Palidez

- Frecuencia cardíaca rápida

- Agrandamiento de las pupilas de los ojos( pupilas dilatadas)

- Piel fría y húmeda

- Temblor en las manos

- Movimientos anormales involuntarios de los párpados

 

Los síntomas graves son:

- Delirium tremens: un estado de confusión y alucinaciones visuales

- Agitación

- Fiebre

- Convulsiones

- Amnesia alcohólica o lagunas: se presenta cuando la persona olvida lo sucedido    

  durante un episodio de ingesta de alcohol

- Signos y exámenes   

 

El médico verifica:

- Frecuencia respiratoria rápida (taquipnea)

- Latidos cardíacos rápidos (taquicardia)

- Temperatura elevada

- Movimientos anormales del ojo

- Manos temblorosas

- Temblor general en el cuerpo

- Ritmo cardíaco anormal

- Sangrado interno

- Insuficiencia hepática

- Deshidratación

- Se puede realizar un examen toxicológico al igual que otros exámenes de sangre.

 

Tratamiento   

Los objetivos del tratamiento se dirigen a manejar los síntomas inmediatos de la abstinencia para prevenir las complicaciones e iniciar un tratamiento preventivo a largo plazo.

 

Probablemente, se requiera que la persona permanezca en el hospital para realizarle una observación constante. Además, se lleva a cabo un control de la frecuencia cardíaca, respiración, temperatura y presión sanguínea, al igual que de los líquidos y electrolitos (químicos en el organismo, tales como el sodio y el potasio).

 

Los síntomas pueden progresar rápidamente y convertirse en una situación potencialmente mortal. Se pueden necesitar drogas depresoras del sistema nervioso central, como los sedantes, a menudo en dosis moderadamente altas, para reducir dichos síntomas.

 

Para el tratamiento, se requiere que la persona esté moderadamente sedada durante una semana o más hasta que se complete el período de la abstinencia. Con frecuencia, se utiliza un tipo de medicamentos conocido como benzodiazepinas para reducir un rango de síntomas.

 

Es aconsejable tener un período de desalcoholización, por lo que no se permite el consumo de la bebida durante este tiempo.

 

El médico vigilará de cerca para observar si se presentan signos de delirium tremens.

 

Es poco común que ocurran alucinaciones sin que haya otros síntomas de complicaciones y se tratan con hospitalización y medicamentos antipsicóticos, cuando es necesario.

 

También son necesarios los exámenes y el tratamiento para otros problemas médicos asociados con el consumo del alcohol. Dichos trastornos pueden ser, entre otros: enfermedad hepática alcohólica, trastornos en la coagulación de la sangre, neuropatía alcohólica, trastornos cardíacos (tales como cardiomiopatía alcohólica ), síndromes cerebrales crónicos (tales como el síndrome de Wernicke-Korsakoff ) y desnutrición.

 

Frecuentemente, se recomienda una rehabilitación cuando hay alcoholismo, la cual puede comprender apoyo social, como por ejemplo Alcohólicos Anónimos, medicamentos y terapia del comportamiento.

 

Expectativas (pronóstico)   

El estado de abstinencia alcohólica puede variar desde un trastorno leve y molesto hasta una condición seria, potencialmente mortal. Normalmente, los síntomas empiezan 12 horas después de la última ingestión de alcohol, alcanzan su punto máximo entre las 48 y 72 horas y pueden persistir por una semana o más.

 

Los síntomas como cambios en el sueño, cambios rápidos en el estado de ánimo y fatiga pueden durar de 3 a 12 meses o más. Si una persona continúa bebiendo demasiado, puede desarrollar otras condiciones médicas como por ejemplo enfermedad hepática o cardíaca.

 

Situaciones que requieren asistencia médica   

Se debe buscar asistencia médica o acudir a la sala de urgencias si los síntomas indican estado de abstinencia del alcohol, especialmente si la persona tiene antecedentes de consumo habitual de alcohol o ha suspendido su ingestión después de un período excesivo de consumo de alcohol. Este estado es grave y se puede convertir rápidamente en una situación de emergencia.

 

También se debe buscar asistencia médica si persisten los síntomas después del tratamiento; además se recomienda acudir al servicio de emergencias o llamar al número local de emergencia (como el 911 en Estados Unidos), si se presentan síntomas potencialmente letales como: convulsiones, fiebre, delirio o confusión severa, alucinaciones y latidos cardíacos irregulares.

 

Prevención    

Se recomienda reducir o evitar el consumo de alcohol y, en las personas alcohólicas, puede ser necesaria la suspensión total del consumo.

Actualizado: 5/18/2007 Versión en inglés revisada por: Benjamin W. Van Voorhees, MD, MPH, Assistant Professor of Medicine, Pediatrics and Psychiatry, The University of Chicago, Chicago, IL. Review provided by VeriMed Healthcare Network.

Traducción y localización realizada por: DrTango, Inc.

 

FUENTE:
Medlineplus/ Enciclopédica Médica en Español

http://www.nlm.nih.gov/medlineplus/spanish/ency/article/000764.htm#Grupos%20de%20apoyo

 

 

Derechos reservados © MMVII Fundación de Investigaciones Sociales, A.C.
Dirección: Av. Ejército Nacional No. 579, 6º Piso, Col. Granada, Delegación Miguel Hidalgo, C.P. 11520, México, D. F.
Teléfonos: 5545-6388, 5545-7027, 5545-7216 y 5545-9981

Aviso Legal