Buscar:
   
Limite su consumo de bebidas alcohólicas, si bebe.




Las bebidas alcohólicas, así como fumar cigarrillo, el uso de rapé y mascar tabaco, causan cáncer de la cavidad oral, esófago y laringe. El riesgo de cáncer aumenta con la cantidad de alcohol consumida y puede comenzar a elevarse con la ingestión de sólo dos bebidas al día. Una bebida se define como 12 onzas de cerveza regular, 5 onzas de vino y 1.5 onzas de licores destilados de 80°.

El cáncer oral y de esófago son mucho más comunes en países donde el consumo de alcohol es alto. El uso combinado de tabaco y alcohol lleva a gran incremento del riesgo de cáncer oral y de esófago; el efecto del tabaco y el alcohol combinados es mayor que la suma de sus efectos individuales.

Las investigaciones han notado una asociación entre el consumo de alcohol y un incremento en el riesgo de cáncer de pecho. El mecanismo de este efecto es desconocido, pero la asociación puede ser debido a la acción carcinogénica del alcohol o sus metabolitos; a cambios inducidos por el alcohol en los niveles de hormonas como los estrógenos, o algún otro proceso. El alcohol puede tener efectos adicionales en el riesgo de cáncer. Las bebidas alcohólicas aportan calorías pero pocos nutrientes, la gente que bebe en exceso puede estar sustituyendo alcohol por alimentos ricos en nutrientes y que protegen contra el cáncer. Sin considerar el mecanismo, las investigaciones sugieren que el riesgo de cáncer de pecho puede aumentar con el consumo de sólo unas pocas bebidas a la semana.

Se ha demostrado que el consumo moderado de bebidas alcohólicas disminuye el riesgo de enfermedad cardiaca coronaria, al menos en adultos de mediana edad.

Estos beneficios cardiovasculares pueden pesar más que el riesgo de cáncer en hombres mayores de 50 y mujeres mayores de 60. Los funcionarios de salud pública aconsejan a la gente que ya toma bebidas alcohólicas limitar su consumo a dos bebidas al día para los hombres y una bebida por día para las mujeres. Las mujeres generalmente toleran el alcohol menos bien que los hombres debido a su menor tamaño corporal y mayor capacidad de absorber el alcohol. Las mujeres con un inusual alto riesgo de cáncer de pecho podrían razonablemente considerar abstenerse del consumo de alcohol. Niños y adolescentes, mujeres embarazadas y personas tomando ciertos medicamentos también deberían abstenerse de consumir alcohol.
Guía de la Sociedad Americana de Cáncer para el Consumo de Alcohol.


FUENTE: The National Council on Alcoholism and Drug
http://www.ncadd.org/facts/cancer.html
Derechos reservados © MMVII Fundación de Investigaciones Sociales, A.C.
Dirección: Av. Ejército Nacional No. 579, 6º Piso, Col. Granada, Delegación Miguel Hidalgo, C.P. 11520, México, D. F.
Teléfonos: 5545-6388, 5545-7027, 5545-7216 y 5545-9981

Aviso Legal